¡Prohibido perdérsela!

La novena final de la Copa de las Confederaciones presenta en Maracaná el partido más bonito del mundo, un duelo por el reinado del fútbol entre Brasil,

Río de Janeiro / Río de Janeiro

La novena final de la Copa de las Confederaciones presenta en Maracaná el partido más bonito del mundo, un duelo por el reinado del fútbol entre Brasil, la selección más laureada, y España, el equipo del momento que defiende la bandera del buen juego y le convierte en el referente.

La selección brasileña se quita de encima el peso de la responsabilidad que concede ser señalado favorito. Señala como referencia a España. Un equipo hecho, que a diferencia de ellos lleva años jugando juntos y se conocen de memoria. Disputa su quinta final de la Copa de las Confederaciones, la tercera seguida, con la presión adicional de jugar ante su público en un Maracaná abarrotado.

España, la selección que marca el paso del fútbol mundial con cinco años de gloria en los que conquistó un Mundial y dos Eurocopas, busca cerrar el círculo con el título que le falta. El virtuosismo de su juego y la muestra de que aprendieron a competir.

Cinco años después de iniciar el ciclo de gloria del fútbol español con la final de la Eurocopa, buscan su cuarto título, con nombres que también pueden quedar inscritos en la leyenda de la Copa de las Confederaciones. Del Bosque ya es el seleccionador con más partidos, Andrés Iniesta lucha con Neymar por ser el mejor jugador del torneo y Fernando Torres por ser máximo goleador. Un gol suyo le convertiría en el máximo artillero de la historia de la competición.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.