Retazos de historia que dejó el ‘All-Star Game 2013’

Hubo mucho que ver en el Juego de Estrellas del martes en la noche, aunque pocas carreras. A continuación un vistazo al triunfo

Nueva York / AP

Hubo mucho que ver en el Juego de Estrellas del martes en la noche, aunque pocas carreras.

A continuación un vistazo al triunfo por 3-0 de la Liga Americana.

Lo sublime: El panameño Mariano Rivera, líder en salvamentos, recibió trato de majestad en su último Juego de Estrellas. Todos sus compañeros de equipo de la Liga Americana y sus oponentes de la Liga Nacional salieron por igual a las escalinatas de las cuevas cuando él se dirigía al montículo.

Lo feo: Ver al dominicano Robinson Canó retirarse cojeando del campo en la parte alta de la primera entrada. Una bola rápida del abridor de los Mets Matt Harvey golpeó en la pierna izquierda al segunda base de los Yanquis.

La jugada defensiva: El tercera base de los Orioles Manny Machado hizo la jugada del partido, capturó el batazo de rebote de Paul Goldschmidt en la línea y lanzó a primera para ponerlo “out”.

El Golpe: El golpe más fuerte de la noche se lo llevó alguien que no era jugador. Un agente de seguridad tumbó a un aficionado cerca de la segunda base en la quinta entrada. Perseguido por una decena de oficiales, el individuo se detuvo y alzó sus manos al aire para rendirse. Pero no tan pronto.

Una bala de lanzamiento: En una noche húmeda, el taponero de los Rojos, el cubano Aroldis Chapman, dejó la pelota ardiendo. Terminó su actuación de una entrada con el lanzamiento más veloz del partido, con una bola rápida de 101 mph.

La carrera: Prince Fielder nunca igualará a un velocista olímpico. Sin embargo, el corpulento toletero de Detroit imitó lo mejor que pudo a Usain Bolt. Corrió las bases para un triple después de que su batazo superara al jardinero derecho dominicano Carlos Gómez.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.