Sueño de un país

Por: Luis Alberto Giraldo Muñoz Fútbol CLUB Panamá 507 @ProfeGiraldo -

Noviembre es un mes para reforzar la identidad panameña. Noviembre es el Mes de la Patria. Y fue en noviembre, hace aproximadamente poco más de dos décadas, cuando nuestra selección de fútbol comenzó a vestirse de rojo y a encontrarse con su identidad. ¡Vístete de patria… vístete de rojo! Era el preludio de lo que en un par de años se transformaría en el más importante fenómeno de masas en la historia del deporte panameño. Entonces aparece con su fuerza avasalladora la MAREA ROJA, un concepto de identidad vilmente asaltado y desvirtuado por el voraz apetito comercial de las poderosas televisoras que intentan apoderarse de la pasión que produce NUESTRA “SELE” en los aficionados. La indignación que produjo ver en las camisetas de nuestra selección el insólito lema “Venezuela es Democrática” trajo por consecuencia la búsqueda de nuestra identidad. Sin dudas, la federación de fútbol de aquella época había tocado fondo. No les importó hipotecar (por un par de dólares) la dignidad del fútbol panameño para jugar un partido amistoso con un club de la República Checa en el Artes y Oficios. Y con el encuentro de su identidad y, por ende, el rescate de su dignidad, el fútbol panameño comenzó a soñar con participar en mundiales de fútbol Los sueños de los mundiales se hicieron realidad con nuestras selecciones Sub-17 y Sub-20. El camino hacia el Mundial de Rusia 2018 comienza en el Mes de la Patria. El SUEÑO DE UN PAÍS no se debe ni se puede vender como una mercancía al mejor postor. Llenar el Rommel el 13 de noviembre con fanáticos costarricenses por cuestión de negocios es tan indignante como la actitud asumida por los “dirigentes” de hace más de dos décadas. Ojo Fepafut: con el SUEÑO DE UN PAÍS no se juega… Así de simple.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.