Uruguay busca mandar a casa a la poderosa España

La selección de Uruguay intentará doblegar en cuartos de final a España, una de las favoritas para ganar el Mundial sub-20 de Turquía, y confiará en el buen momento y en el hambre goleador de Nicolás López, autor de los dos tantos de la victoria de su equipo ante Nigeria en octavos.

Redacción deportes / EFE

 La selección de Uruguay intentará doblegar en cuartos de final a España, una de las favoritas para ganar el Mundial sub-20 de Turquía, y confiará en el buen momento y en el hambre goleador de Nicolás López, autor de los dos tantos de la victoria de su equipo ante Nigeria en octavos.

El conjunto charrúa, que nunca ha vencido a España, sufrió en octavos para deshacerse del cuadro africano, que creó muchísimos problemas a sus rivales pese a jugar con un futbolista menos durante toda la segunda parte. El poderío físico de Nigeria obligó a Uruguay a emplearse a fondo para pasar de ronda.

La aparición del delantero del Roma Nicolás López fue providencial. Se echó el equipo a las espaldas, incluso marcó un tanto de penalti a lo "Panenka", y consiguió elevar su cifra anotadora hasta las cuatro dianas confirmando que es una de las mejores piezas de Uruguay para expulsar a España del Mundial.

"Sabemos que los españoles juegan bien y tienen grandes jugadores, así que va a ser un partido muy lindo", señaló la estrella del conjunto uruguayo en declaraciones a la página web de la FIFA.

Los hombres de Nicolás Verzeri esperan a un equipo que intentará volver a unas semifinales del Campeonato del Mundo Sub-20 para repetir las últimas en las que participó, en 2003 en Emiratos rabes Unidos, donde el 15 de diciembre de aquel año ganó 1-0 a Colombia para pasar a una final que perdería ante Brasil por ese mismo resultado.

Ha pasado una década desde entonces y España no ha podido disputar la penúltima eliminatoria del torneo más importante de la categoría.

En 2005 en Holanda perdió 3-1 en cuartos contra Argentina; en 2007, en Canadá, fue la República Checa, en la misma ronda y en los penaltis, quien se deshizo de la Roja; en la edición de 2009 en Egipto, Italia mandó a casa a España en octavos tras ganar 3-1; y en Colombia, en 2011, fue Brasil el verdugo en cuartos de final.

Uruguay también lleva un largo periodo de espera. No alcanza una semifinal desde Nigeria99 (cayó ante Japón en una edición mundialista que ganó España) con hombres como Diego Forlán a las órdenes de Víctor Púa, y tiene como mejor referencia la final que perdió ante Argentina (2-1) en Malasia97,

Ahora los chicos de Julen Lopetegui quieren emular a aquel equipo que, liderado por Andrés Iniesta y bien escudado por Juanfran, Gabi, Gavilán, Manu Del Moral o Carlos García, se quedó a un paso del segundo título mundial para la sub-20.

El testigo lo recoge la España de Gerard Deulofeu, Jesé Rodríguez y Oliver Torres, los tres nombres con más futuro en un combinado consistente y temido en la competición. Sin embargo, por ahora sólo ha ofrecido su mejor fútbol en momentos puntuales para sufrir en otros más complicados.

En octavos, frente a México, el cuadro de Lopetegui tuvo que remontar un 0-1 en contra y en muchos momentos se vio fuera de la competición. La suerte salvó a España en forma de disparos al larguero y apariciones providenciales de defensas que sacaron balones debajo de la línea en el último momento.

La diana del central madridista Derik Osede a 16 minutos de final, y la de Jesé en el último suspiro para marcar el 2-1 en el noventa, alivió una agonía que pudo convertirse en tragedia si no llega a ser por la efectividad española.

Lopetegui alineará a un equipo continuista y probablemente no habrá sorpresas en el once inicial que intentará derrotar a una selección complicada, tal y como han ido declarando a lo largo de dos días jugadores como Jesé o Israel Puerto.

El ganador de esta eliminatoria se enfrentará en semifinales al vencedor del encuentro Iraq-Corea del Sur.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.