Humberto Ivaldi (1909-1947)

Por: Raimundo Rivera -

Carlos Rojas

Ivaldi a su llegada a España, la desaparición de Sorolla estaba aún entre los comentarios de los círculos artísticos españoles, su obra sería el parte-agua; gran fracción del desarrollo y propuestas artístico plásticas se vio delimitada por el referente Sorolla y, en Valencia y Madrid las pautas y gustos las marcaría él, mientras que las manifestaciones pictóricas estaban dando otros giros en el resto de Europa.

El panameño se embutió en toda esta vorágine de ese mar de ideas, y lo hizo poseedor de una personalidad artística de contrapuntos y complejidades. Los florecientes artistas veían en él (Sorolla), la piedra angular del Arte Regionalista Español.

Algunos de sus jóvenes discípulos, no abandonarían el sentir del valenciano, llevando lo aprendido (esa forma franca de atacar el lienzo con golpes de luz), a las aulas de las academias...

Ivaldi se vio sobrecogido, quizás por la cantidad de información recibida abruptamente, la presencia de artistas dentro del recinto académico centenario, de cuadros de Sorolla que sin duda existían dentro de San Fernando, de la presencia de Benedito, de Chicharro, herederos por línea directa de los gustos sorollistas por la luz. El joven panameño llevaría ingenuidad en su entender, lo aprendido en Panamá le serviría, pero allá afinaría su línea, su tacto, su retina, en la complejidad de entender la luminosidad dentro del cuadro, esa luz que venía de adentro, de la tela.

Velásquez y Goya dejaron una profunda huella en los impresionistas franceses en su momento, con esa "factura inacabada" de sus lienzos; no es de extrañar que los mismos pintores españoles dejaran una impronta en el panameño, se extasiaría con ellos en sus prolongadas visitas al Prado, siempre fue un hombre estudioso, y cazador de esa ave evasiva que es la perfección.

En VIENTO EN LA LOMA, se denuncia un acercamiento de las influencias del istmeño, la visual en contra picada, con la línea de horizonte alta con relación al observador, la distribución compositiva, las líneas, el motivo (aunque adaptado a nuestro campo, nuestra gente de adentro y bajo nuestro cielo); claro, tomando en cuenta que estas eran pautas compositivas aprendidas en las academias, encontramos un referido, en MUJER CON SOMBRILLA de Claudet Monet.

Conocí a Ivaldi por la presentación indirecta de una joven mulata con senos de tropicales frutas, con un ave cansada sobre el hombro desnudo, ella fue el motivo, pertenece a la multitud de personajes que él pintó...ella fue el pretexto; lo es. Invitada, o

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.