Block title
Block content
Block title
Block content

The Independent Day

Por: Grisel Bethancourt -

La residencia del embajador de Estados Unidos se quedó pequeña. El día 4 de julio, fecha de independencia de la nación norteamericana, fue celebrada también en Panamá. Su nuevo anfitrión,  el embajador Jonathan D. Farrar junto a  su esposa Terry de Farrar, dieron la bienvenida a más de 500 invitados.

Publicidad

Desde el Presidente de la República, Ricardo Martinelli, hasta exmandatarios, ministros, políticos, fiscales, embajadores, diplomáticos, funcionarios del Estado, líderes de organizaciones civiles y periodistas participaron en la recepción ofrecida en la casa del Embajador ubicada en  La Cresta.

A las 12 en punto

Puntualmente, los invitados fueron llegando al mediodía a la casa del diplomático, resguardada por extremas medidas de seguridad.

Todo estaba previsto. Los autos podían estacionarse en el Templo Hossana y de allí un panel transportaba a los invitados especiales hasta la recepción. Posteriormente, en la casa del Embajador, la revisión de cada persona era obligatoria.

Siguiendo el protocolo

Farrar junto a su esposa Terry y diplomáticos norteamericanos, recibían a los invitados que hacían su presentación formal, siguiendo el protocolo oficial.

Frente a ellos, un grupo de periodistas y fotógrafos con camáras en mano, no perdían detalle de todos los asistentes.

La residencia se quedó pequeña para tanta gente, una tolda fue colocada en la parte trasera de la residencia. Meseros repartían boquitas, vinos, agua o soda.

Juntos, pero no revueltos

Políticos de oposición fueron los primeros en llegar y hacer su grupo para departir. En otro lado, estaban ubicados ministros y personeros del Gobierno. Pese a estar reunidos en el mismo recinto, no coincidieron. Los pasillos servían para escapar uno de los otros. Era como un "cóctel de frutas", juntos pero no revueltos. Martín Torrijos, Juan Carlos Varela, José Blandón, Giselle Burillo, José Federico Suárez, Alejandro Moncada Luna, Gerardo Solís, Aníbal Galindo, Luis Eduardo Camacho, Alcibiades Vásquez, Balbina Herrera y muchos otros, formaron parte del selecto grupo de distinguidos asistentes.

Llegó "Presi"

No fue hasta la una de la tarde cuando llegó el presidente Martinelli, quien encabezaría el programa del evento diplomático.

Los himnos de Panamá fueron entonados, para dar paso al discurso del embajador Farrar.  El diplomático contó cómo su celebración se hace en su natal Estados Unidos entre barbacoas y juegos de béisbol.  Esta vez, lo hizo con personalidades panameñas y del exterior.

Martinelli dio las gracias al Embajador, felicitándolos por la celebración y recordando algo del "Plan Marshall", en clara alusión a la histórica ayuda estadounidense a los países europeos, luego de la Segunda Guerra Mundial. Tampoco dudó en agradecer la cooperación que  Estados Unidos ha brindado a Panamá.

El bullicio en los salones hacía difícil escuchar parte de los discursos en el día de la Independencia norteamericana.

Un bufete fue ofrecido por los anfitriones y a las 2:00 de la tarde, finalizó la más asistida recepción diplomática en el Día de la Independencia.

Block title
Block content
Block title
Block content