Mandela podría ser desconectado


La familia del expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, en un escrito judicial presentado el pasado 28 de junio, definió su estado de salud como un "vegetativo permanente" y analizan desconectarlo del respirador que lo mantiene con vida.
El escrito fue conocido este jueves y revela que la familia de Mandela encaró la posibilidad de desconectar la máquina que lo mantiene con vida, según informó el portal digital Infobae.
"Está en un estado vegetativo permanente" y "los médicos aconsejaron a la familia desconectar la máquina que lo mantiene artificialmente en vida", dice el texto, presentado por los allegados del exmandatario en el tribunal de Mthatha (sur) que decidió sobre la exhumación de los cuerpos de tres hijos del expresidente.
Nelson Mandela, de 94 años, está hospitalizado desde hace casi un mes en un hospital de Pretoria por una recaída de su infección pulmonar.
Su esposa, Graça Machel, ha dicho que "no está sufriendo". "Hace unos 25 días que estamos en el hospital. Aunque Madiba no siempre está bien, no ha sufrido en ningún momento", explicó la mujer en una rueda de prensa.
"Mientras yace en un hospital, (Mandela) nos ofrece la oportunidad para que todos (los sudafricanos) estemos unidos nuevamente", dijo.
Desde hace una semana el estado de salud del héroe de la lucha contra el apartheid y premio Nobel de la Paz en 1993 es "crítico pero estable", según la presidencia.
Graça Machel, que ha pasado la mayor parte del tiempo junto a su marido en el hospital, habló durante la presentación del llamado "Día Nelson Mandela del Deporte y la Cultura", que se celebrará el 17 de agosto, y durante el que se jugarán partidos de la selección sudafricana de fútbol (contra Argentina) y de rugby (contra Burkina Faso), en Soweto.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.