728x90 b756

Aún duerme ‘en la sombra’

Por: Ciudad del Vaticano EFE -

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, aseguró ayer que, por el momento, solo hay dos investigados, el sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda y la italiana Francesca Chaouqui, por el llamado "Vatileaks 2" sobre la filtración de documentos considerados reservados.

Lombardi respondió así a los periodistas acerca de algunas indiscreciones publicadas en la prensa italiana sobre la existencia de una o dos personas más que estarían siendo investigadas por el promotor de Justicia de la Santa Sede (fiscal).

El portavoz vaticano confirmó que anteayer fue interrogado nuevamente el sacerdote español, de 54 años, exsecretario de la ya disuelta Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (Cosea), como parte de una investigación que sigue su curso.

Vallejo Balda y la que fuera miembro del Cosea fueron detenidos el pasado fin de semana dentro de esta investigación abierta, tras comprobar que se habían filtrado documentos de carácter económico considerados reservados por la Santa Sede y que estos aparecerían en dos libros que se publicaron el jueves: "Via Crucis", de Gianluigi Nuzzi, y "Avarizia", de Emiliano Fittipaldi.

El sacerdote español se encuentra en prisión preventiva en el edificio de la Gendarmería vaticana, mientras que la ex relaciones públicas fue puesta en libertad vigilada.

Ambos están en espera de que concluyan las investigaciones preliminares y se formulen los cargos.

Los libros revelan interesantes detalles sobre el manejo financiero en la Santa Sede y cómo existen sectores dentro de este que se niegan a aceptar las reformas propuestas por el papa Francisco, de origen argentino.

El Vaticano también se ha pronunciado sobre la entrega de la documentación a los comunicadores sociales bajo el argumento de que traicionaron la confianza que depositaron en ellos.

Te puede interesar



Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.