Block title
Block content
Block title
Block content

Australianos protestan en la calle contra el racismo y las muertes de aborígenes

En las escaleras del ayuntamiento, una activista aborigen exclamaba entre ovaciones: "Queremos justicia. No más muertes bajo custodia policial".
Australianos protestan en la calle contra el racismo y las muertes de aborígenes

Por: Sídney / EFE -

Decenas de miles de personas marcharon este sábado por varias ciudades de Australia para protestar contra el racismo y las muertes de aborígenes australianos cuando se encontraban bajo custodia de las autoridades, así como en solidaridad por las manifestaciones tras la muerte en Estados Unidos del afroamericano George Floyd.

REGÍSTRATE AQUÍ

Publicidad


"El racismo es una pandemia", "el silencio blanco es violencia" y "detengan las muertes bajo custodia policial", son algunos de los carteles que acompañaban a banderas aborígenes durante la marcha hoy en Sídney, donde se congregaron unos 10.000 personas.


En las escaleras del ayuntamiento, una activista aborigen exclamaba entre ovaciones: "Queremos justicia. No más muertes bajo custodia policial".


"Somos los dueños tradicionales de esta tierra y estamos unidos no solamente por el color con nuestros hermanos negros en Estados Unidos sino con los indios nativos. Tenemos algo común con todas las naciones negras de todo el mundo porque hemos sido colonizados con violencia y genocidio", decía otro de los ancianos aborígenes durante la marcha.


Desde 1991, según las cifras oficiales, 434 aborígenes han muerto mientras eran arrestados o en las cárceles de Australia, país que durante décadas ha discriminado a los indígenas con leyes represivas y vulnerando sus derechos.


Entre las muertes de aborígenes se encuentra la de David Dungay, de 26 años, quien falleció en 2015 en el hospital de una prisión de Sídney mientras era inmovilizado por cinco guardias.
"No puedo respirar", exclamó hasta 12 veces Dungay antes de perder la vida.


Unas palabras similares a las que pronunció la semana pasada el afroamericano Floyd mientras un policía le presionara el cuello con la rodilla en Mineápolis, Estados Unidos.


En memoria de Floyd y de los indígenas fallecidos la multitud que se congregó durante la protesta con el lema "Black Lives Matter" (la vida de los negros importa) hincó una rodilla en el suelo en señal de protesta y respeto por las víctimas.


"Se han cometido injusticias no solamente en Estados Unidos, sino también en Australia con las muertes de los indígenas bajo custodia", comentó a Efe el australiano Paul Korgersky.


"La vida no es fácil para nosotros los negros, no tenemos los mismos derechos y tenemos que pensar dos veces antes de hacer cualquier acción", dijo a Efe la afrobrasileña Alini Melho.


La Policía del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, recordó a los manifestantes "mantener 1,5 metros de distancia entre ellos" como medida de precaución ante la pandemia de la COVID-19.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content