Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

China se recupera y disminuyen los casos de Covid-19

El Ministerio de Salud chino anunció el 13 de marzo que en la última jornada hubo solo ocho casos de nuevas infecciones por el covid-19, la cifra más baja desde que se comenzaron a recopilar datos sobre la epidemia a mediados de enero.

Por: Beijing / AP -

Mientras el número de contagiados por el nuevo coronavirus se multiplica en Europa y se expande por el resto del mundo, en dos países de Asia -el continente en el que se originó- todo indica que el brote se está ralentizando.

El Ministerio de Salud chino anunció el 13 de marzo que en la última jornada hubo solo ocho casos de nuevas infecciones por el covid-19, la cifra más baja desde que se comenzaron a recopilar datos sobre la epidemia a mediados de enero.

Publicidad

Y Corea del Sur, que llegó a ser el principal foco de la enfermedad fuera de China, vive una situación similar.

LEA TAMBIÉN: Colombia cierra frontera con Venezuela y restringe viajeros de Europa y Asia

El virus, que se detectó por primera vez en diciembre en una provincia del centro de China, se propagó exponencialmente en las últimas semanas por Oriente Medio, Europa y América del Norte, lo que llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a declarar el estado de emergencia en el país el viernes.

Con la esperanza de una rápida contención, en los dos últimos días docenas de países han impuesto medidas cada vez más estrictas: desde el cierre de fronteras o la suspensión de las clases para decenas de millones de niños, a ordenar el cierre de decenas de miles de comercios.

Nueva Zelanda anunció el sábado que todos los que quieran entrar al país, incluyendo los ciudadanos neozelandeses, tendrán que auto aislarse durante 14 días, sin excepciones. Funcionarios filipinos anunciaron un toque de queda nocturno en la capital y dijeron que los millones de personas que viven en la poblada región deberían salir de casa de día para trabajar o para gestiones urgentes.

Las medidas implantadas en todo el mundo replican las adoptadas por China, que en enero tomó la inédita decisión de suspender las conexiones con varias ciudades con una población total de más de 60 millones de personas, en las que se incluía el epicentro del brote, Wuhan, la capital de la provincia de Hubei.

La propagación del COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, en el país se ha ralentizado drásticamente, según la Comisión Nacional de Salud china. En lugar de los miles de nuevos pacientes reportados a diario por la comisión durante el último mes, el sábado dijo que se registraron apenas 13 nuevos muertos y 11 contagios, entre los que había personas que llegaron a China procedentes de otros países afectados como Italia. Más de 65.000 personas se han recuperado ya de la enfermedad en China.

Aunque el nuevo coronavirus puede ser letal, especialmente para ancianos y personas con otras patologías previas, la mayoría de los afectados sufren síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Algunos no tienen ningún síntoma y la inmensa mayoría se recuperan.

El gobierno de Hubei redujo su nivel de alerta sanitaria para todos los condados de la provincia a excepción de Wuhan, que es la única ciudad que sigue en “riesgo alto”. Varios municipios de la región están reanudando gradualmente el transporte público y reabriendo negocios.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content