Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Hanoi, la "ciudad de la paz", se blinda para la cumbre de Trump y Kim

Los controles de seguridad se notan desde hace días, en especial en las calles más céntricas, con militares y policías patrullando de forma constante y con un contingente de miles de agentes esperando a ser desplegado durante la cumbre.

Personal de seguridad vigila en el andén de la estación de tren Dong Dang (Vietnam), donde el líder norcoreano, Kim Jong-un, llegará para realizar una visita de Estado y celebrar una cumbre con el presidente de EEUU, Donald Trump. EFE

Por: Hanoi / EFE -

Hanoi, la "ciudad de la paz", se ha blindado con fuertes medidas de Hanoi, Cumbre, Donald Trump, Kim Jong-un, Seguridad, y ha organizado variopintas celebraciones ante la llegada de Kim Jong-un y Donald Trump para una cumbre de líderes que convertirá a la capital vietnamita en el centro de la atención mundial.

Los controles de seguridad se notan desde hace días, en especial en las calles más céntricas, con militares y policías patrullando de forma constante y con un contingente de miles de agentes esperando a ser desplegado durante la cumbre.

Publicidad

"La seguridad estará al máximo nivel", afirmó hoy en rueda de prensa el viceministro de Asuntos Exteriores vietnamita, Le Hoai Trung.

Las fuerzas del orden dieron una muestra de poderío esta mañana con un desfile de 30 coches policiales, decenas de motos y varios vehículos blindados por las principales arterias de Hanoi.

A los agentes locales se suman los enviados por Corea del Norte y Estados Unidos en los últimos días para ultimar los preparativos de una cumbre que atraerá sobre la ciudad vietnamita las miradas de todo el planeta.

Las calles céntricas y la carretera que conecta con el aeropuerto llevan días engalanadas con miles de flores, banderas de Corea del Norte, Vietnam y EEUU sujetas a la imagen de un apretón de manos y pancartas con los lemas "Hanoi, la ciudad de la paz" y "Asociación por una paz duradera".

Mientras las autoridades se afanan en evitar problemas y dar una imagen de eficacia y solvencia, los vietnamitas de a pie se toman la cumbre como una celebración de la paz a la que se suman con iniciativas variopintas.

Uno de los centros de peregrinación de curiosos es estos días la peluquería de Le Tuan Duong, que tuvo la idea de ofrecer gratis cortes de pelo que imitan los estilos de Donald Trump y Kim Jong-un, sin prever la avalancha de trabajo que se le venía encima.

"He hecho más de 600 cortes de pelo de estos estilos en pocos días. Se me ocurrió por la llegada de la cumbre, quería tener mi pequeña contribución a que Hanoi fuera la ciudad de la paz. Mi peluquería está llena y termino el día muy cansado y además no puedo cobrar" explica a Efe sin perder el entusiasmo.

LEE TAMBIÉN: Perú pide una salida pacífica a crisis de Venezuela en reunión del Grupo de Lima

De momento dice que Kim va ganando por poco "la batalla de los peinados" por ser más fácil de adaptar al cabello de los vietnamitas, pero el estadounidense es el más popular del día, con más de 20 estudiantes de Mecánica que, rodeados de curiosos, cámaras y periodistas, aguardan su turno para lucir una cabellera dorada a imagen del mandatario.

"Casi todos decidimos hacernos el peinado de Trump porque es más guapo que Kim", comenta Nguyen Van Truong, de 21 años.

Uno de los pocos que no lo hizo es el joven Trinh, a quien su mejor amigo convenció para que cada uno luciera el peinado de un líder distinto. "Lo acepté sin pensar en cómo quedaría, pero es espectacular", afirma al terminar.

Al furor de las cabelleras se suma el de las camisetas con las efigies de ambos líderes. Truong Thanh Duc, uno de los primeros en venderlas, asegura que quería "dar la bienvenida a la paz que traerá esta cumbre".

"No queremos una guerra nuclear", señala el comerciante, que ha vendido en pocos días medio millar de camisetas conmemorativas.

A su tienda se acercan con interés Young-hee y Seon-a, dos treintañeras surcoreanas a las que la cumbre ha pillado de turismo en Hanoi.

"Son graciosas las camisetas, aunque nos sorprende que se vendan cosas con la cara de Kim Jong-un, algo impensable en Corea del Sur", dicen.

Greg Clarke, manager de la hamburguesería Durty Bird, se lleva algunos ejemplares en su moto como promoción especial para los comensales que elijan las hamburguesas conmemorativas de Trump y Kim.

"La de Kim tiene ingredientes coreanos, como el kimchi, y se llama kim yong yum ('yummy' significa delicioso en inglés) la de Trump tiene doble carne, doble beicon y doble queso con un aliño ruso y tiras de pollo arriba para imitar el color de su pelo", señala.

Por su parte, Nguyen Dang Dang, que hoy comenzó a producir botellas de cristal conmemorativas con las efigies de ambos líderes (le han encargado 300 en pocas horas por internet) asegura que hacer negocio no es su prioridad.

"No esperaba atraer ninguna atención, ni creo que gane mucho dinero con esto.

Solo quería ser parte de este momento y llevar un mensaje de paz", afirma. EFE

Block title
Block content