728x90 b756

Identifican segunda víctima de riada en Brasil

Según los bomberos, en la lista de desaparecidos figuran 12 empleados de la minera Samarco y 13 habitantes de los distritos afectados por la tragedia que son buscados por sus familiares.

Por: Río de Janeiro/ EFE -

La policía identificó hoy a una segunda víctima de la riada de barro y residuos minerales que arrasó el pasado jueves a siete poblados del estado brasileño de Minas Gerais y redujo a 25 el número de desaparecidos por la tragedia, informaron fuentes oficiales. Uno de los tres cadáveres trasladados el domingo al Instituto Médico Legal de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais, era el de Sileno Narkievicius de Lima, de 47 años y quien era conductor de camión en la empresa propietaria de los depósitos de residuos minerales que se rompieron. La primera víctima, identificada el día de la riada en el mismo sitio, fue Claudio Fiuza, otro empleado de la minera y que sufrió un infarto al presenciar la ruptura de los diques que contenían hasta 62 millones de metros cúbicos de residuos y agua. Los otros dos cadáveres conducidos a Belo Horizonte sólo serán incluidos como víctimas de la riada en caso de que se confirme que están entre los desaparecidos o se compruebe que realmente murieron como consecuencia de la riada. Según los bomberos, en la lista de desaparecidos figuran 12 empleados de la minera Samarco y 13 habitantes de los distritos afectados por la tragedia que son buscados por sus familiares. La lista de desaparecidos fue reducida a 25 tras la confirmación de la segunda víctima y la localización en hoteles de la ciudad de Mariana, en los que la minera hospedó a los damnificados, de dos personas que eran consideradas como desaparecidas. Los bomberos, que por cuarto día continuaban hoy la búsqueda de posibles víctimas, dijeron que los trabajos proseguirán por tiempo indeterminado pese a que el gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel, admitió el domingo que considera difícil encontrar sobrevivientes. En las búsquedas participan unos 200 miembros de los bomberos, la Policía, la Defensa Civil y el Ejército. El poblado más afectado, Bento Rodrigues, que depende administrativamente del municipio de Mariana, fue prácticamente borrado del mapa, pues la avalancha destruyó 158 de sus 180 casas y las 22 viviendas restantes, aunque quedaron en pie, sufrieron cuantiosos daños. El lodo también arrasó a su paso tierras de cultivos y pastos y alcanzó, con su contenido de metales pesados, el cauce del río Doce, uno de los mayores del sureste de Brasil y cuyo caudal se ha elevado más de un metro. Algunas ciudades de los estados de Minas Gerais y Espíritu Santo que se abastecen de agua en el río Doce y que tienen cerca de 500.000 habitantes tuvieron que suspender el suministro por tiempo indeterminado debido a la posible contaminación del líquido con los residuos minerales. La compañía de abastecimiento de la ciudad de Governador Valadares dijo que suspendió el servicio así que el agua llegó con una coloración más oscura y luego de que los análisis demostraran que la elevada contaminación impedía su adecuado tratamiento. La empresa Samarco, controlada por la brasileña Vale y la australiana BHP, dos de las mayores mineras del mundo, aclaró que los residuos no son tóxicos para el ser humano por estar compuestos principalmente por sílice, mineral encontrado en la arena.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.