728x90 b756

Los Zetas siembran el terror

Por: Guatemala -

El sanguinario grupo mexicano de sicarios y narcotraficantes Los Zetas, que desde 2008 siembra el terror en Guatemala, asesinó entre viernes y domingo pasados a 31 guatemaltecos, 26 de ellos decapitados, en dos hechos aparentemente aislados, afirmaron ayer las autoridades.

El ministro guatemalteco del Interior, Carlos Menocal, aseveró este lunes a la prensa que esa "racha de barbarie sin precedentes" fue cometida por el grupo "Zeta 200", una de las facciones del cartel de Los Zetas.

Veintisiete de las víctimas murieron el domingo en una finca, donde también el viernes se desencadenó un caso de secuestro que terminó con el asesinato de tres familiares del propietario de las tierras, Otto Salguero, que ahora está en paradero desconocido.

La cuenta macabra la completa la muerte, el sábado pasado, del hermano de un narcotraficante guatemalteco asesinado en 2008, explicó el ministro en declaraciones a los medios locales.

La matanza del domingo, según Menocal, la cometió un comando de entre 30 y 40 hombres del grupo "Zeta 200" que llegó fuertemente armado a la finca "Los Cocos", en el municipio de La Libertad del selvático departamento de Petén, fronterizo con México y Belice.

Los hombres iban en busca de Salguero y, al no encontrarlo, mataron a los 27 trabajadores, 26 de cuyos cuerpos fueron decapitados y esparcidos por el terreno, de acuerdo a lo explicado por el ministro del Interior.

Las autoridades han iniciado una investigación para determinar el rol de Salguero en toda esta historia, que comenzó el pasado 10 de mayo, cuando los delincuentes secuestraron a Luis Carlos Bardales Chacón, esposo de Keiri Eunice Franco, sobrina del propietario de "Los Cocos".

Por su parte, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, prometió ayer capturar a los responsables de la matanza de 27 labriegos perpetrada el domingo y atribuida a Los Zetas, una organización de narcotraficantes y sicarios mexicanos.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.