728x90 b756

Masacre de islamistas en Egipto

Al menos 51 personas, en su gran mayoría simpatizantes islamistas, murieron y otras 435 resultaron heridas en Egipto en la jornada más cruenta desde el golpe militar

El Cairo /EFE /

Al menos 51 personas, en su gran mayoría simpatizantes islamistas, murieron y otras 435 resultaron heridas en Egipto en la jornada más cruenta desde el golpe militar del pasado miércoles, que ha disparado los temores al estallido de una confrontación civil.

Los sucesos, sobre los que los Hermanos Musulmanes y el Ejército ofrecen versiones opuestas, han aumentado la ya alta tensión y llevado al jeque de Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní, Ahmed al Tayeb, a pedir un acuerdo de reconciliación “antes de que el país caiga en la guerra civil”.

El presidente interino, Adli Mansur, colocado por los militares en sustitución del islamista Mohamed Mursi, ha formado una comisión judicial para investigar de urgencia los hechos, en los que murieron en su mayoría simpatizantes del presidente depuesto, frente al cuartel general de la Guardia Republicana en el barrio de Ciudad Naser, donde se cree que está retenido.

También instó a los manifestantes a alejarse de “los centros vitales y las instalaciones militares” del país e insistió en que la seguridad nacional debe ser la prioridad para que el periodo transitorio termine lo antes posible.

Tras conocerse las dimensiones del drama, los Hermanos Musulmanes y su brazo político, el Partido Libertad y Justicia, emitieron sendos comunicados en los que acusaban a las fuerzas de seguridad de haber cometido una “masacre” y llamaban a los egipcios a lanzar una “intifada”.

Poco después, en una rueda de prensa desde la mezquita de la plaza Rabea Al Adauiya, donde se concentran a diario los defensores de Mursi, los islamistas presentaron videos y casquillos de bala para denunciar el papel del Ejército y la Policía.

El director del hospital de campaña instalado en esa plaza, Hisham Ibrahim, aseguró que tuvieron que atender 400 casos en apenas tres horas, 150 por heridas de bala y otros 200 por impacto de balines.

Por otra parte, la fiscalía ordenó cerrar y precintar la sede del brazo político de los Hermanos Musulmanes en el centro de la capital, tras hallar supuestamente armas en su interior, informó la televisión estatal egipcia.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.