728x90 b756

Obama tiene pendiente legado para África

Su primera gran gira por África como presidente apenas ocurre ahora, en su quinto año en el poder, mientras que Bush y Clinton viajan con frecuencia al continente. Bush incluso estará la próxima semana en Dar es Salaam, Tanzania, al mismo tiempo que Obama, a pesar de que no tienen previsto reunirse.

Sudáfrica
AP

El presidente Barack Obama está recibiendo el tipo de acogida que se podría esperar para un hijo pródigo que regresa al continente de su padre, a pesar de que aún tiene pendiente dejar un legado político duradero para África a la escala de los de sus dos predecesores.

Los ex presidentes Bill Clinton y George W. Bush aprobaron iniciativas innovadoras para África mientras estaban en la Casa Blanca, y todavía trabajan con pasión en tareas de desarrollo en la región luego de haber dejado el cargo. Los esfuerzos de Obama aquí no han sido tan ambiciosos, a pesar de sus vínculos personales con el continente.

Su primera gran gira por África como presidente apenas ocurre ahora, en su quinto año en el poder, mientras que Bush y Clinton viajan con frecuencia al continente. Bush incluso estará la próxima semana en Dar es Salaam, Tanzania, al mismo tiempo que Obama, a pesar de que no tienen previsto reunirse.

En cambio, sus esposas planean presentarse juntas en una cumbre sobre el empoderamiento de las mujeres africanas organizada por el Instituto George W. Bush, a la que asistirá el ex presidente.

Para Obama, un aspecto potencialmente memorable de este viaje, era reunirse con el ex presidente sudafricano Nelson Mandela, líder de la lucha contra el apartheid sigue en duda.

Mandela está hospitalizado en Johannesburgo en estado crítico. Obama llegó a Sudáfrica el viernes después de visitar Senegal.

Hablando a los reporteros a bordo del Air Force One, Obama dijo que no estaba seguro de cuándo tendría la oportunidad de ver a Mandela, de 94 años y héroe del presidente.

"No necesito fotografiarme con él, lo último que quisiera es molestar en momentos en que la familia está preocupada por su estado de salud'', dijo.

En Senegal, el país más occidental de África, entusiastas multitudes recibieron a Obama y hubo muchos casos en que la gente se puso a cantar y a bailar al ver al primer presidente afroamericano. Aunque estaban encantados de verlo, muchos dijeron que quisieran que los visitara con más frecuencia.

"Dos visitas en cinco años no es suficiente'', dijo Faye Mbissine, una nana de 30 años que tomó un autobús temprano para ver la llegada de Obama frente al palacio presidencial. ``Esperamos que pueda venir más''.

Obama ha continuado los programas de Bush y Clinton en momentos económicos difíciles para Estados Unidos, pero su principal programa ha sido la seguridad alimentaria, que aunque es menos destacado tiene por fin solucionar el problema del hambre con reformas de políticas e inversión en la agricultura.

El viernes Obama visitó kioscos en los terrenos del hotel donde se queda y se reunió con agricultores y empresarios que usan nuevos métodos y tecnologías para impulsar la causa de la seguridad alimentaria.

"Esto es un imperativo moral'', dijo. ``Creo que África se está levantando y quiere ser nuestro aliado, no para depender de nosotros, sino para (aprender a producir) lo que necesita''.

Witney Schneidman, ex subsecretaria adjunta de Estado para Asuntos Africanos, dijo que los esfuerzos de Obama no son como la iniciativa contra el sida de Bush, ``en que se da un medicamento a las personas para salvarles la vida, algo muy importante. Esto es más un cambio estructural y creo que va a demorar un tiempo''.

 Mwangi Kimenyi, un keniano que dirige la Iniciativa de Crecimiento en Africa de la Institución Brookings, dijo que Obama pudo ser víctima de expectativas exageradas en el continente cuando lo eligieron para su primer período.

"Los africanos todavía consideran a Clinton su presidente'', dijo Kimenyi. ``Si uno va a África y menciona a Clinton, es un héroe, incluso hoy. No creo que el presidente Obama se acerque al nivel del presidente Clinton en términos de sus opiniones, de respeto y de cómo se sienten, y eso se debe en parte, y lo digo como alguien cuya familia es de África, a que las expectativas eran realmente elevadas''.

"No existe esa sensación de que, tenemos a nuestro hijo aquí'', dijo Kimenyi. ``Probablemente hay más una referencia a, digamos, un hijo pródigo, que a un hijo''.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.