ACP culpa a GUPC por huelga de trabajadores de la ampliación

Por: Redacción/Crítica -

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) consideró "sumamente preocupante" el anuncio de huelga de los trabajadores del proyecto de ampliación de la vía interoceánica, y responsabilizó de la situación al consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lleva a cabo la obra.

El pronunciamiento de la ACP llega luego de que el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) anunciara que 6 mil trabajadores que laboran en la ampliación iniciarán una huelga indefinida desde el próximo miércoles, en exigencia de un aumento salarial superior al 8 %, el cual, debía aplicarse desde el 1 de julio pasado, según el convenio colectivo con la Cámara Panameña de la Construcción (Capac).

"Las demandas de aumento salarial, y en general, todo lo concerniente a las relaciones laborales de los trabajadores contratados por GUPC (...) son obligaciones exclusivas" de ese consorcio internacional, consideró la ACP.

GUPC es integrado por constructora española Sacyr, la italiana Impregilo, Jan de Nul (Bélgica) y Constructora Urbana S.A. (Cusa), de Panamá.

Fuentes de la ACP explicaron además a Acan-Efe que el aumento que exigen los trabajadores "de ninguna manera puede ser planteado por GUPC como un sobrecoste" al precio de la obra.

"La ACP ha implementado -según manifiesta- todas las medidas necesarias en el marco contractual para que GUPC se ciña al estricto cumplimiento de todas las leyes laborales aplicables y para garantizar que todos los derechos legales de los trabajadores sean debidamente respetados" por el adjudicatario de la obra.

La administración del Canal asegura que "como una persona jurídica autónoma de derecho público que es, no puede acceder ni aceptar asumir responsabilidades ni pagos que de acuerdo con sus obligaciones contractuales y legales no le corresponden".

"El contrato de la ACP -subraya esta institución- con GUPC es claro, y establece los límites y parámetros dentro de los cuales la ACP puede y debe accionar".

Los trabajadores alegan haber conversado durante dos meses con GUPC, sin lograr que estos acepten aplicar un aumento salarial superior al 8 por ciento que, según el sindicato está en el convenio colectivo que los ampara.

GUPC atribuye a una actitud "intransigente y negativa de la ACP" la imposibilidad de "buscar una solución a esta inminente huelga que afecta el cronograma de entrega" de la obra.