Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Amat: No ando buscando ser magistrado

El exdirector del Panamá América asegura que la justicia en Panamá está vuelta un desastre

Octavio Amat

Por: Redacción Crítica -

El abogado Octavio Amat Chong aclaró a “Crítica” que “ni quiere ni busca” ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia, pero reconoció que figuras importantes de la sociedad, partidos políticos e iglesias lo han abordado para esa posibilidad.

Amat, quien desde hace 43 años es miembro de la firma Arias, Fábrega y Fábrega, explicó que solo “consideraría” analizar esa posibilidad –sin que ello involucre una aceptación inmediata– si se establece una estrategia para la reestructuración de la administración de justicia no solo a nivel de tribunales, sino también del Ministerio Público.

Publicidad

El jurista explicó que en la elaboración de esa estrategia deben estar representados sindicatos, iglesias, universidades, empresarios, figuras dedicadas a la protección del medioambiente y del sector agropecuario, así como otros grupos de la sociedad.

"La justicia está hecha un desastre, se encuentra en estado calamitoso, pero la situación no se limita a nombrar a uno, dos o tres magistrados de la Corte Suprema", sostuvo quien también fuera director de “El Panamá América”.

Octavio Amat cuestionó la situación con Abel Zamorano, que lo mantienen en ascuas como suplente de Alejandro Moncada; ni lo nombran en propiedad ni lo reemplazan, lo cual no es correcto.

Trascendió que Amat sostuvo recientemente una reunión con miembros del opositor Partido Revolucionario Democrático.

La Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional debe entrar a considerar el próximo 26 de diciembre la designación de Zuleyka Yohanna Moore y Ana Lucrecia de Zarak como magistradas, en reemplazo de Jerónimo Mejía y Oydén Ortega.

Es probable que las designaciones pasen el filtro de la comisión, pero en el Pleno –por ahora– unos 50 diputados de las bancadas del PRD y del CD han prometido votar en contra, pero no se descarta que nuevamente los diputados acostumbrados a la traición incumplan sus promesas. El oficialismo tendría ya asegurados 20 votos y le faltarían 16.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title