Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Arzobispo bendecirá a Panamá desde el cielo

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta bendecirá mañana a Panamá desde el cielo con el Santísimo Sacramento y pedirá la intercesión de Santa María la Antigua frente a la pandemia del coronavirus.

Esta bendición especial desde los cielos se realizará el Domingo de Ramos, 5 de abril, como el inicio de la Semana Santa, partiendo del hangar del SENAN en Howard, donde se hará la ceremonia de consagración a las 11 a.m.

Publicidad

Posteriormente se recorrerá la ciudad y áreas de las periferias en un helicóptero, bendiciendo al pueblo con el Santísimo Sacramento y la imagen de Santa María la Antigua.

Ulloa dijo que también “vamos a colocar bajo la protección de Santa María la Antigua, de manera especial a quienes luchan contra la pandemia, y todos aquellos que laboran para que nos mantengamos en casa, y contener así el contagio”.

Monseñor Ulloa solicita al pueblo de Dios que mientras se realice la bendición, los fieles en los hogares se pongan en actitud de oración, haciendo las peticiones a Jesús Sacramentado en estos momentos en que estamos urgidos de su auxilio para superar esta pandemia del COVID-19.

También se exhorta al pueblo a que se coloquen ramas en las puertas o ventanas de las casas al inicio de esta Semana Santa, ante la imposibilidad de asistir a Misa por la cuarentena.

El prelado explicó que “colocar una rama verde significará que proclamamos y aclamamos a Cristo como nuestro Rey y Salvador. Es, además, símbolo anticipado de su triunfo pascual, es decir, de su victoria sobre el pecado, la muerte y el mal, porque el Amor siempre vence”.

“Esa rama verde colocada en nuestras casas, por humildes que estas sean, es proclamación pública de que allí vive una familia o alguien que es discípulo-misionero de Jesucristo, y miembro de Su Iglesia, que está dispuesto a dar testimonio del Señor con su palabra y con su vida, amando a los hermanos sin preferencia ni distinción alguna, a semejanza de Jesús, que nos amó hasta el extremo”, concluyó.

El guía de los católicos también pidió razar la siguiente oración familiar:

Acrecienta, Señor, la fe de los que en ti esperamos, y escucha las oraciones de los que a ti acudimos, para que quienes hoy ponemos esta rama verde en la puerta (o ventana) de nuestra casa en honor de Cristo victorioso, permanezcamos en Él, dando fruto abundante de buenas obras y nos veamos protegidos de todo peligro. Por Jesucristo nuestro Señor.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content