Bahía estará sin caca

Por: Ginela C. Escala M. -

El vicepresidente y canciller de la República, Juan Carlos Varela, propuso el inicio de los estudios para ampliar la planta de tratamiento de aguas residuales que está edificando y que forma parte del proyecto de saneamiento de la ciudad y Bahía de Panamá.

Esta planta de tratamiento de aguas residuales, ubicada en el área del embarcadero de Juan Díaz, registra un avance de un 54%, según pudieron constatar Varela y los ministros de Salud, Franklin Vergara, y de Vivienda, Carlos Duboy, quienes efectuaron ayer un recorrido por el área del proyecto.

Varela aseguró que esta planta tendrá capacidad hasta 2015, por lo que sugerirá al presidente de la República, Ricardo Martinelli, ir ampliando la obra por el crecimiento poblacional a futuro.

Adicionalmente, el canciller dijo que sería buena opción diseñar una planta parecida para el sector de Panamá Oeste, otro polo de población en crecimiento que merece un ordenamiento en el tema sanitario y ambiental.

Entretanto, el ministro de Salud, Franklin Vergara, expresó que el proyecto de saneamiento impactará positivamente la calidad de vida de los panameños librándolos de aguas contaminantes en sus ríos, riachuelos y quebradas.

El funcionario indicó que la planta recibirá y tratará de forma óptima 2,200 litros por segundo de aguas contaminantes, que actualmente se vierten en los ríos de Panamá, San Miguelito y la Bahía de Panamá. Estas aguas serán devueltas al medio natural conforme a la norma ambiental.

Vergara afirmó que el financiamiento de este megaproyecto, cuyo costo se calcula en $516 millones, está garantizado.

Este ambicioso proyecto, regido por el Ministerio de Salud, está a cargo del consorcio conformado por las empresas Odebrecht y Degrémont.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.