¡Casi se forma!

Por: Carlos Estrada Aguilar -

Las gradas de la Asamblea fue escenario de gritos y manotazos. Todo empezó cuando a un grupo de manifestantes, entre los que se encontraban ambientalistas y asociaciones de estudiantes universitarios que apoyan a Juan Jované, se les permitió ingresar a la Asamblea a presenciar el debate al Código Minero.

Los manifestantes se atrincheraron en las gradas y con cánticos de repudio a la reforma minera impidieron por varios minutos que la sesión de aprobación en segundo debate del proyecto 277 continuara.

Publicidad

El presidente de la Asamblea, José Muñoz, junto a otros diputados de gobierno como Alcibiades Vázquez, José Blandón, Francisco Alemán y Manuel Cohen, intentaron mediar con los líderes del grupo de manifestantes.

Un grupo de mujeres que con actitud acusadora señalaban con el dedo índice a los diputados fue el más enardecido por el avance del proyecto.

Una de las indígenas encaró a José Muñoz para exclamarle: