Defienden propuesta de privatización de cárceles

El Gobierno panameño defendió su propuesta de privatizar las cárceles del país con el argumento de que dará transparencia al sistema penitenciario, afectado por problemas de hacinamiento, violencia y fuga de presos.

El ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, dijo que los "patronatos son buenos porque dan más transparencia" al sistema penitenciario, en sintonía con lo afirmado por el gobernante del país, Ricardo Martinelli, cuando propuso a empresarios y grupos civiles nacionales participar en la administración de las cárceles.

Bajo el esquema de privatización, Mulino explicó que el Estado pagará al año lo que le corresponde a una empresa privada que va administrar completa e integralmente la cárcel y deberá pagar una multa o sanción en caso de que en el recinto se registre violencia o reyerta.

"Yo sí creo que se puede hacer una licitación internacional para privatizar" el sistema carcelario panameño, compuesto por 17 prisiones (8 centros penitenciarios y 9 cárceles públicas) que albergan a unos 12,500 reos, casi el doble de su capacidad, de acuerdo a datos oficiales.

Martinelli anunció, durante la inauguración de la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE), que presentará a la Asamblea Nacional "una ley para darle todas las cárceles y los custodios a la sociedad civil", bajo la figura de un patronato, con el fin de que esos centros dejen de ser "universidades del crimen".

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.