Defienden torre

Por: Carlos Estrada Aguilar -

El ministro de Economía, Alberto Vallarino, salió ayer en defensa de uno de sus proyectos más emblemáticos: la torre financiera cuyo costo de construcción se estima entres $250 y 300 millones de dólares.

La idea del Gobierno es que la torre esté lista para su inauguración en el año 2013, cuando se cumplen los 500 años del descubrimiento del Mar del Sur.

Al ministro sólo le faltó jurar sobre una Biblia cuando afirmó que la obra, que se erigirá frente a la Cinta Costera en los terrenos de la antigua embajada de Estados Unidos, no trastocará el déficit macro fiscal del país ni afectará el tope de endeudamiento, por no necesitar partidas del presupuesto para su ejecución.

Para evitar la deuda con cargo al fisco, el ministro afirmó que el Estado se asociará con el sector privado para crear sociedad de bienes raíces, donde podría tener entre el 40% y 50% de participación accionaria.

En una transacción compleja, Vallarino afirmó que el Estado aportará un capital semilla que será equivalente al valor catastral de mercado de los terrenos donde estaba edificada la embajada norteamericana y los planos del proyecto, cuya estimación es de entre $30 y $35 millones.

El titular del MEF dijo que la torre tendrá atractivos como un paso peatonal de 500 metros en cuya extensión aparecerán sobre pedestales, retazos de nuestra historia con fechas memorables que servirán a locales y turistas.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.