Desmadre en Chiriquí

La procuradora también reveló que en las fiscalías de Chiriquí había un desgreño o desmadre extremo y se detectó a funcionarios ligados a pandillas o que eran

/

La procuradora también reveló que en las fiscalías de Chiriquí había un desgreño o desmadre extremo y se detectó a funcionarios ligados a pandillas o que eran familiares de sujetos vinculados al crimen organizado a los que alertaban de los operativos.

“En Chiriquí no se archivaban las evidencias como debe ser en un depósito designado para tales propósitos, por lo que en las fiscalías se amontonaba una tanda de chécheres viejos", expresó la procuradora.

Ana Belfon tampoco se come el cuento de que las 8 armas que eran evidencias y que desaparecieron de la Fiscalía Tercera de Chiriquí, fueron botadas, por error, al basurero. "¡Eso es mentira!", exclamó la funcionaria.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.