EEUU libera a capo Carlos Lehder y lo empaqueta para Alemania

EEUU libera a capo Carlos Lehder y lo empaqueta para Alemania

Por: Agencias de Prensa -

El narcotraficante Carlos Enrique Lehder Rivas logró el lunes su libertad tras purgar 33 años de prisión de los 135 a los que fue condenado. Su testimonio a partir del 19 de noviembre de 1991 en el juicio contra el exhombre fuerte de Panamá, Manuel Antonio Noriega, le valieron la rebaja de pena.

Su abogado en Miami, Óscar Arroyave reveló que el ahora viejo capo de 70 años y con cáncer de próstata, logró una rebaja sustancial de su condena, al convertirse en el testigo estelar contra Noriega. El próximo 7 de septiembre Ledher cumple 71 años.

Publicidad

A cambio de su testimonio contra Noriega, se convirtió en testigo protegido del Gobierno de Estados Unidos, que lo eximió de la cadena perpetua y le quitó 80 de los 135 años a los que lo habían condenado.

Lehder fue extraditado en 1987 a Estados Unidos y, en esa época, se contemplaba que tras pagar las dos terceras partes de la pena quedaba en libertad. Noriega, por su parte, obtuvo una condena de 40 años de los cuales pagó 17.

Después de la rebaja a Carlos le quedaron 55 años (...) Pero si yo hubiera sido su abogado en ese momento, Carlos estaría en su casa hace 15 o 20 años. Nunca debió ir a juicio. Ese fue su primer error. Y la colaboración estuvo mal hecha. Por eso estuvo tanto tiempo en la cárcel”, explicó el abogado al diario "El Tiempo".

Arroyave también reveló que fue el propio Lehder solicitó ser enviado a Alemania –de donde era su padre– y no a Colombia, a donde había venido su padre a comienzos del siglo pasado.

Confirmó, además, que tras testificar contra el dictador panameño, el capo colombiano fue pasado a una prisión de menor seguridad, para testigos protegidos del gobierno de Estados Unidos. “No sé de qué va a vivir, pero solo espero que disfrute los años que le quedan”, dijo Arroyave.

Tras ser capturado en febrero 1987 -aparentemente entregado por Pablo Escobar Gaviria cansado de sus arrebatos- Lehder fue condenado por inundar de cocaína las calles de EEUU. Para rebajar la pena, en 1991 aceptó convertirse en el testigo principal del juicio contra Noriega.

Firmó un acuerdo de dos puntos. El primero consistía en que su condena iba a ser reducida a 30 años, y el segundo que en ningún caso recibiría más años que Noriega. No le cumplieron ninguno de los dos.

En una entrevista con SEMANA en 1991, Lehder afirmó que decidió cantar porque “Noriega traicionó a muchos colombianos. Los entregó a una potencia extranjera, solo para quedarse él mismo con sus propiedades, cocaína y dinero”

Así, la justicia norteamericana logró probar el nexo que había entre el dirigente panameño y Pablo Escobar, y cómo esa mafia le pagaba a Noriega 1.000 dólares por cada kilo de coca que exportaba por ese país.

Carlos Ledher tenía razones para colaborar. Fue a parar a la penitenciaría de Marion (San Luis), donde estaban los presos de máxima seguridad, construida para reemplazar a la temida cárcel de Alcatraz.

En sus tiempos de gloria fue calificado como el "Henry Ford de la cocaína. Los periodistas lo tildaban de mafioso simpático… loco, peligroso, atractivo”. En el Cártel de Medellín lo conocían como "El Loco Lehder”.

Lehder nació en Armenia producto de un amor frustrado entre un ingeniero alemán y una colombiana. Cuando cumplió 14 años su mamá se lo llevó para Detroit. Hablaba inglés y alemán muy bien.

Según la información de la publicación ‘Spiegel‘, dos agentes de policía estadounidenses aterrizaron el martes por la mañana con Carlos Lehder Rivas, en un vuelo programado desde Nueva York a Fráncfort y entregaron el germano-colombiano a las autoridades alemanas en el aeropuerto.

Carlos Enrique Lehder Rivas era fans de John Lennon y Adolf Hitler. Comenzó su vida criminal robando carros en Nueva York, y terminó creando el sistema de transporte de tráfico de droga que lo catapultó en el negocio. A mediados de los 70, por distribuir 200 libras de marihuana, fue capturado y enviado a la cárcel de Connecticut, donde compartía celda con algunos de los protagonistas del Watergate,.

Cuando salió de la cárcel, compró Cayo Norman, una isla en las Bahamas desde donde salían, los barcos atestados de droga. A ese lugar llevó un 31 de diciembre a Ringo Starr y Ron Wood e intentó, infructuosamente, encontrarse con John Lennon para convencerlo de que cantara para él en una fiesta privada.

En su natal pueblo de Armenia, construyó La Posada Alemana, el complejo hotelero que le costaría $5 millones. Cuando mataron a Lennon llenó una piscina de whisky para ahogar la pena entre canciones de los Beatles y mandó a construir una estatua en bronce del músico.

El 19 de noviembre de 1991, en la corte federal de Miami declaró que el cartel de Medellín pagó miles de dólares a Manuel Antonio Noriega a cambio de que permitiera el trasiego de drogas hacia Estados Unidos. El General recibía $1,000 por kilo.

Los primeros contactos del cartel con Noriega se iniciaron, según Lehder, en 1982, a raíz del secuestro Marta Nieves Ochoa por guerrilleros del M-19. Alegó que Noriega participó en las conversaciones para la liberación de Ochoa, y su mediación fue pagada por los miembros del cartel. "Sé que él fue compensado pero no sé cuánto fue la cantidad", dijo.

Para permitir el transbordo de avionetas con droga desde Colombia a Estados Unidos, el cartel -según testificó Lehder- envió a Panamá una comisión de los narcotraficantes, integrada por Gustavo Gaviria, Pablo Correa, Alonso Cárdenas y el secretario de Gonzalo Rodríguez Gacha identificado como Mario . En esta reunión, que tuvo lugar en marzo de 1982 y se acordó que la droga sería enviada a Panamá y allí embarcada en aviones de Inair en el aeropuerto de Tocumen.

El cartel compró depósitos en Panamá y envío empleados y abogados para que manejaran la operación en coordinación con empleados del gobierno panameño. Dos viajes al mes salían de Panamá a Estados Unidos con cocaína a bordo de avión de Inair. Los vuelos se interrumpieron tras la captura de uno de los aviones en Estados Unidos, en 1984.

Ante tal contingencia, la alternativa que acordó el cartel con Noriega fue enviar avionetas al aeropuerto de Paitilla. El acuerdo: $150.000 sin importar la cantidad de mercancía.

Además declaró que Noriega viajó a Medellín en 1983 a la hacienda Napoles (de Pablo Escobar), pero afirmó que no vio al General en esa visita.

Lehder también involucró al expresidente Alfonso López Michelsen en una reunión supuestamente realizada en Cuba en 1984 en la que se resolvió una disputa entre Noriega y el cartel. El exmandatario respondió que las acusaciones de Lehder eran falsas y que el juicio que se celebraba en Miami contra Noriega se ha convertido en una corte de truhanes.

El abogado Frank Rubino, defensor de Noriega, expuso en su momento las contradicciones con declaraciones dadas a la televisión colombiana por Carlos Ledher.

Rubino destacó que el colombiano enfrentaba otros tres procesos que acarrerían 385 años de prisión diferentes al encausamiento por el que pagaba 135 años.

Lehder, quien dijo que no conocía personalmente a Noriega, aseguró que el entonces hombre fuerte de Panamá no era más que otro policía corrupto y criminal que exigía, a través de sus intermediarios, que el dinero fuera entregado en efectivo.

Contenido Premium: 
0