Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

El magistrado panameñista

Por: Redacción Crítica -

El Tribunal Electoral está controlado por Eduardo Valdés, un hombre que responde a Juan Carlos Varela, y por el exsecretario nacional de asuntos parlamentarios del Partido Panameñista, Alfredo Juncá.

Esos dos magistrados son los que están atendiendo las instrucciones de la alianza Varela-PRD para impedir que el expresidente Ricardo Martinelli sea candidato a la Alcaldía de Panamá. Esto, luego de revocar una decisión de la juez 5ta. electoral, Elvia María Rengifo, quien había rechazado por inadmisibles las impugnaciones que promovieron Jorge Hernán Rubio (padre de Carlos Rubio, ministro de Gobierno del mandatario Juan Carlos Varela), y el primer subsecretario legal del PRD, Daniel Ramírez Lasso.

Publicidad

Pero Juncá, además de exsecretario nacional de asuntos parlamentarios del Partido Panameñista, fue director de asesoría legal de la Asamblea Nacional cuando estuvo al frente de ese órgano del Estado, el diputado y casualmente candidato oficialista a la Alcaldía de Panamá, Adolfo Valderrama.

Juncá llegó al Tribunal Electoral con 40 votos, pero 21 de esos fueron de miembros de la bancada de Cambio Democrático (CD).

Alfredo Juncá habría sido presionado por el Ejecutivo para apoyar el proyecto que elaboró Eduardo Valdés que revocó dos decisiones de juzgados electorales que rechazaban las impugnaciones contra Martinelli.

Juncá tiene un viejo problema de fondos. Entre 2012 y 2013 se le otorgó en la Asamblea una licencia para estudiar un doctorado en ciencias políticas en Filipinas. Al regresar, laboró dos años en el Legislativo y renunció para postularse a magistrado, pero la ley lo obligaba a ejercer labores en el Palacio Justo Arosemena por 4 años y no por dos.

Hasta ahora se desconoce si el magistrado reembolsó al Estado los fondos en cuestión.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content