Block title
Block content
Block title
Block content

Etchelecu fracasa como Bob, El Constructor

Por: -

Redacción

Crítica

La planilla de 3 mil trabajadores que mantiene el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT) debía haber terminado 6 mil casas entre enero y agosto, pero hasta ahora solo van mil 1,000 del programa "Techos de Esperanza".

Cada construcción de una casa podría superar los 35 mil dólares, cifra muy superior a lo planeado.

La planilla, las millonarias compras de materiales de construcción y alquiler de equipo pesado desde agosto de 2014, no guardan relación con los resultados del programa Techos de Esperanza que ejecuta Mario Etchelecu en el MIVIOT.

La meta anunciada por el Miviot fue la de construir 30 mil casas a personas de escasos recursos. Pero a diferencias de programas anteriores donde se donaban los materiales, Etchelecu ha propuesto la entrega de casas construidas con personal del Miviot.

Fue así como da inicio al plan donde se calculó que cada casa iba a costar $17 mil, pero los resultados han sido contrarios a las metas, de acuerdo información del Programa de Ayuda Nacional y el sitio web Panamá Compra.

Desde agosto a la fecha se han realizado cientos de contrataciones que suman $30 millones para la compra de materiales de construcción y alquiler de equipos pesado. Todo mediante compras directas y otras por licitaciones abreviadas.

A estos gastos se suma una planilla de 3 mil trabajadores exclusivos para el programa Techos de Esperanza cuyo gasto es calculado en $2.4 millones. Hasta agosto se han pagado $19.2 millones en salario.

Las compras y la planilla no concuerdan con los resultados que ha tenido el programa de Etchelecu. Hasta la fecha el Miviot reconoce que solo se han construido 1,000 casas en todo el país.

La inversión es directa en la construcción de la casa, a diferencia de los proyectos privados que deben agregar al costo de la vivienda, lo invertido en vías de acceso, alcantarillado y alumbrado público, entre otros factores.

Tampoco se suma el gasto del terreno porque en este programa la persona beneficiada debe poner el terreno bajo ciertos requisitos como no más de 5% de desnivel, tal y como dijo Etchelecu a este medio de comunicación.

Ingenieros que pidieron no ser identificados por temor a represalias del Gobierno afirmaron que las matemáticas en la construcción no tienen error y que con el gasto en planilla y compra de materiales que está haciendo el Miviot cada casa puede estar costando al Estado entre 35 mil y 40 mil dólares debido a deficiencias administrativas.

Explicaron que cuatro trabajadores pueden terminar una casa de este tipo en un mes, lo que con una planilla de 3 mil trabajadores se habrían tenido que construir 750 casas cada 30 días. Pero el resultado es otro, y estos gastos tienen que ser trasladado a las casas ya construidas para tener su costo real.

En pocas palabras, el Miviot ya debió tener construida 6 mil casas con los 3 mil obreros contratados desde enero.

Recurren a la empresa privada

Tras haber pasado más de un año en el cargo, ahora Mario Etchelecu parece haber cambiado su fórmula para poder sacar algunos resultados del programa Techos de Esperanza. La fórmula inicial parece haber dado resultados deficientes con una planilla subutilizada y millones de dólares en materiales en las bodegas centrales.

Es por ello que Etchelecu recurrió a la empresa privada para que se encargue de la construcción de 13,500 viviendas a un costo de $230 millones, adicionales a lo que ya invirtió a la fecha con pocos resultados: mil casas.

Estas licitaciones fueron fraccionadas en montos que oscilan entre $7.9 millones y $238 millones.

Sin embargo, fuentes vinculadas al Miviot señalaron que existen irregulares y preguntas que hasta ahora las autoridades no han despejado.

Por ejemplo, cada contrato incluye un reglón de demolición sin conocerse si todos los casos ameritan este gasto.

Las compras y la planilla no concuerdan con los resultados que ha tenido el programa de Etchelecu. Hasta la fecha el Miviot reconoce que solo se han construido 1,000 casas en todo el país.

Block title
Block content
Block title
Block content