Block title
Block content
Block title
Block content

Facultad de Medicina organiza movimiento para educar al pueblo frente a la pandemia

Facultad de Medicina organiza movimiento para educar al pueblo frente a la pandemia

Por: -

El decano de la Facultad de Medicina, Dr. Enrique Mendoza destacó que frente al coronavirus, el trabajo debe hacerse en las comunidades y centrarse en aspectos esenciales: cómo disminuir la transmisión; lograr cambios de conductas y la adopción de un estilo de vida saludable y seguro para enfrentar la pandemia; organizar la solidaridad con los más vulnerables social y económicamente.

Mendoza anunció que la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá ha organizado el movimiento de estudiantes por la salud de los panameños para educar y aprender; servir y liderar en las comunidades.

Publicidad

El catedrático sostiene que hay que trabajar con los líderes naturales, religiosos y docentes. Confiemos en nosotros mismos: si los panameños tienen una información sincera, transparente, honesta y humana, tomarán buenas decisiones sobre qué hacer por ellos mismos y sus familias, agregó.

El también médico endocrino sostuvo que los panameños debemos ser los dueños de nuestra salud, vidas y destino. Las pandemias son globales en su naturaleza, pero su impacto es local. El Covid-19 está afectando la vida de cada panameño, cada familia y cada comunidad. Tenemos que organizar a las comunidades en la respuesta a la pandemia.

El decano de Medicina destaca que la revista británica "The Lancet" al escribir sobre la pandemia de influenza de 1918, advierte que “si solamente hubiéramos actuado más temprano con una consciencia de salud colectiva, hubiéramos salvado millones de vidas”. En la misma línea de pensamiento Peter Dunnill escribió en el British Medical Journal “prepararse para una pandemia es como tener asegurada la casa”.

Enrique Mendoza resalta que hay medidas sencillas que pueden mitigar y limitar el impacto negativo de una pandemia de influenza en las comunidades regionales, pero además advierte que la responsabilidad para responder a una emergencia de salud pública, no puede ser completamente colocada en los profesionales de la salud y otros ubicados en la primera línea de respuesta, quienes también pueden llegar a estar incapacitados por la enfermedad e incluso perder la vida.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content