Humbert: En el IMA de Varela hubo lesión

Por: Redacción/Crítica -

El contralor Federico Humbert reveló que en la gestión del primer director del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) hubo "mal manejo de la cosa pública. Había contenedores llenos de cebolla que se botaba. Eso es una lesión", añadió.

Humbert dijo que en el IMA hubo demasiado desgreño administrativo. "Una lesión patrimonial no es solamente lo que una persona pueda haberse llevado deshonestamente. Lesión patrimonial también es el mal manejo de la cosa pública", agregó.

Publicidad

Al ser confrontado en Telemetro en torno a un contrato para la compra de sillas escolares por parte del Ministerio de Educación (Meduca) que Humbert se rehusó a refrendar, aseguró que tenían un sobreprecio.

"En efecto, recibimos una compra de unas sillas en $89.90, pero un escritorio similar estaba anunciado en el periódico en $70. Esto no puede ser. Siento que (de parte de) la ministra no hubo ningún dolo, lo que pasa es que en PanamáCompra ya estaba definido el precio", explicó.

Sobre el contrato de la Línea 2 del Metro de Panamá, adjudicado a la empresa brasileña Odebrecht, Humbert sostuvo que el documento llegó hace dos semanas a Contraloría, y que ha aconsejado al secretario ejecutivo del Metro, Roberto Roy, que gestione elevar el monto de la fianza de la obra, que actualmente es de $300 millones.

"Si están en regla la garantía y la fianza, el contrato será refrendado. Tenemos dos semanas evaluándolo, y tomará dos semanas más (para refrendarlo)", indicó el contralor.

Por otro lado, adelantó que el contrato del proyecto de renovación de Colón podría estar refrendado la próxima semana.

Sobre los cuestionamientos de empresarios y hasta algunos ministros de que "tiene el país parado" por no refrendar contratos, Humbert argumentó que todo lo hace apegado a la ley.

"Siempre la queja de alguien es que la Contraloría tiene la culpa. Nosotros refrendamos el mes pasado $799 millones en gestiones de pago. Eso es más de un millón de dólares por hora. No está en nuestro interés el no agilizar los pagos. Los pagos en los que alguien se puede quejar, es porque no han cumplido con la ley", argumentó. "Agilizar los procesos no es flexibilizar la labor fiscalizadora".

¿Apuntando a la silla?

Sobre los comentarios de que su gestión como contralor planea usarla como trampolín para una candidatura presidencial, Humbert evitó dar una respuesta directa.

"Para pensar en una candidatura hay que tener dos cosas. Una de ellas es ganas. Ahora las ganas las tengo metidas en esta institución. El día que piense en eso, tiro por la borda el trabajo que están haciendo los funcionarios. La credibilidad de esta institución la tenemos por el trabajo que estamos haciendo".