Instruyen a Dj´s sobre Ley de Derecho de Autor

Cerca de 60 animadores de la radio (DJ’s) participaron en un seminario denominado: “La industria musical y el respeto de los derechos de autor”.

Cerca de 60 animadores de la radio (DJ’s) participaron, este martes 17 de noviembre, del seminario denominado: “La industria musical y el respeto de los derechos de autor”, organizado por la Fiscalía Superior Especializada en Delitos contra la Propiedad Intelectual y Seguridad Informática de la Procuraduría General del Ministerio Público. En su introducción, el fiscal superior de Propiedad Intelectual y Seguridad Informática, Ricaurte González Torres, subrayó: “no tengo nada en contra de la música, al contrario la disfruto e, igualmente, el trabajo que ustedes-- los DJ’s,-- realizan en la radio”. Posteriormente, el fiscal explicó el trabajo que realiza la fiscalía que dirige y los delitos en los que incurren algunas personas que se dedican a la reproducción y venta ilegal de discos compactos y a la falsificación de productos de marcas reconocidas. En este sentido, destacó que de enero a agosto de 2015 se han retirado del mercado unos 36 mil 280 discos compactos (CD) e incautado 130 millones de dólares producto del valor de los artículos en discos compacto y ropa. El fiscal González sostiene que las marcas cartier, levis, frozen, tom Ford, chanel, figuran entre las más se falsifican. Aseguró que la reproducción ilegal de discos compactos y la venta de ropa de marca falsificada es una actividad que está generando más dinero que otros actos delictivos y a muy bajo costo, lo que es lamentable porque está financiando otros delitos, relacionados con crimen organizado (pandillerismo, narcotráfico, terrorismo, entre otros). Agregó que, se ha logrado la condena de al menos un 93% de estos casos y un 7% de absolución, de enero a agosto de 2015, por lo tanto, “es muy bajo el rango de error”, asegurá. Por su parte, Félix García Mckoy, mejor conocido como DJ Mckoy, manifestó que: “ahora comprendemos que no era una persecución contra los DJs sino contra el delito y queremos aclarar que nuestro talento se ofrece de manera honesta y somos consciente de que existe una ley que hay que respetar, por lo que felicitamos a la Procuraduría General de la Nación del Ministerio Público por brindarnos estos conocimientos”. Entre tanto, Norma M. Buendía, de la Sociedad Panameña de Productores Fonográficos (PRODUCE), señaló que a partir de 2016 todos los DJs deberán contar con la licencia de reproducción para fines de comunicación pública, es decir la música que utilicen en ambientaciones sociales privados, bares o discotecas. Sostuvo que las licencias de comunicación pública, que expide la Sociedad Panameña de Autores y Compositores (SPAC), el DJ podrá obtenerla cuando sea el dueño de la discoteca o del equipo de sonido y ofrece el servicio de discoteca móvil. “Lo que implementaremos a partir de enero de 2016 es el proceso de licenciamiento, que ya existe en la Ley 64 de 3 de octubre de 2012 sobre la Ley de Derecho de Autor y Derechos Conexos, destacó Buendía. Advirtió que, si una persona se dedica a la reproducción de música y no cuenta con la licencia de reproducción el Ministerio de Comercio e Industria (MICI) le podría imponer una multa de mil a 20 mil dólares, además de ser investigado por el Ministerio Público, que penaliza los delitos de reproducción no autorizado de 4 a 6 años de presión. La licencia les permite a los DJs reproducir la música, pero con el simple objeto de comunicar al público. No les permite el almacenamiento y reproducción de soportes con música para comercializarlos o distribuirlos, ni siquiera de forma gratuita. En esta actividad participaron como expositores, el fiscal de Propiedad Intelectual y Seguridad Informática, Ricaurte González Torres; la directora general de PRODUCE, Norma Buendía; el director general de la Sociedad Panameña de Autores y Compositores (SPAC), Christian García; y el magistrado del Tribunal Superior de Comercio y Libre Competencia, Luis Camargo.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.