La historia negra de la separación Panamá-Colombia

Especuladores de Wall Street y gobierno de EE.UU. maquinaron la gesta del 3 de noviembre con los próceres panameños.

Por: Redacción Web -

El relato oficial del 3 de noviembre de 1903 -ese que nos enseñaron en la escuela- es una historia de próceres heróicos, patriotismo y "un poquito" de ayuda de Estados Unidos. Pero en años recientes ha comenzado a difundirse la versión no contada de la separación de Panamá de Colombia. Una sobre la "artimaña" en la que se dio la convergencia de banqueros avaros de Wall Street y un grupo de líderes Istmeños oportunistas, en el marco de la era de la Doctrina Monroe. En el libro "El país creado por Wall Street: la historia no contada de Panamá", del año 2003, el autor panameño Ovidio Díaz cuenta que tras el fracaso del canal francés en Panamá, especuladores de Wall Street compraron a precio de ganga ($3.5 millones) las acciones de la Compañía Francesa del Canal de Panamá, que estaba en bancarrota. Luego, estos mismos especuladores, liderados por J.P. Morgan y William Nelson Cromwell, las revendieron al gobierno de Estados Unidos por $ 40 millones, con una ganancia de 1.233%. El plan era negociar con el gobierno colombiano para continuar con la construcción del canal, pero tras la firma en enero de 1903 del tratado Herrán-Hay, que establecía una serie de prebendas excesivas para Estados Unidos, el senado de Colombia rechazó el acuerdo. Esto puso en marcha el Plan B: organizar una "independencia" de Panamá y construir el canal retomando los términos del tratado Herran-Hay. Para esto se negoció con los próceres panameños. El libro de Díaz Espino revela también que las maquinaciones hechas desde Wall Street incluyeron sobornos a políticos y militares Colombianos, tales como el general Esteban Huertas, para que no se enviaran tropas a detener la independencia del departamento de Panamá.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.