Block title
Block content
Block title
Block content

¡O nos mata el Covid o la corrupción!

¡O nos mata el Covid o la corrupción!

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El perredista Marcos Castillero Barahona fue reelecto como Presidente de la Asamblea Nacional, con el voto de las bancadas del PRD, Molirena, CD y tres diputados del Panameñismo.

Los diputados llegaron temprano de blanco y con una nueva pieza en su indumentaria: el tapabocas. Izaron la bandera nacional y de sus partidos en las afueras del Palacio Justo Arosemena, guardado el distanciamiento social.

Publicidad

A lo interno, las curules estaban separadas por láminas protectoras transparentes; el diputado independiente Juan Diego Vásquez desplegó una pancarta con la leyenda: ¡En Panamá, si no nos mata el Covid-19, nos mata la corrupción!

El perímetro de la Asamblea Nacional amaneció custodiado por miembros de la Policía Nacional. Hubo marchas de varias organizaciones, entre ellos, los colectivos afiliados a Frenadeso, los de Movin, los de Anti-Movin-Chantaje y hasta de bomberos.

En el pleno, Marcos Castillero recibió 60 votos para su reelección. El Panameñista, Hugo Méndez, logró cinco votos y Juan Diego Vásquez, logró cuatro votos. Los panameñistas Bernardino González, Elías Vigil y Everardo Espinosa votaron con el perredista.

Por la primera vicepresidencia fue electa con 41 votos, la diputada del PRD, Cenobia Vargas, pero a diferencia de Marcos Castillero no contó con el respaldo mayoritario de la bancada de Cambio Democrático, a excepción del diputado Alain Cedeño. El CD postuló a Leopoldo Benedetti (16 votos), el Panameñismo a Luis Ernesto Carles (7) y Edisson Broce cinco votos.

Para la segunda vicepresidencia, Tito Rodríguez recibió el respaldo de 56 diputados. El Panameñista, Pedro Torres recibió ocho votos y Gabriel Silva cinco votos.

En su discurso, Marcos Castillero destacó que las crisis muestran el verdadero carácter del liderazgo y constituyen oportunidades de crecimiento y evolución.

Salir de este reto será responsabilidad de todos, y a los que quieran aprovechar la situación para obtener capital político, les digo alto y claro: “no es el momento de politiquerías, no es el momento para intentar desestabilizar el país”, expresó Castillero.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content