Se utilizaron materiales inadecuados

Por: Redacción -

El ministro de Obras Públicas, Federico Suárez, indicó que en el acceso al Puente Centenario que colapsó se ha encontrado una gran saturación de agua y materiales que no eran los adecuados para la situación que se da en ese punto, que de seguro ha existido siempre.

Aseguró que se están haciendo las investigaciones para identificar qué fue lo que sucedió y deslindar responsabilidades, incluso para esta semana han citado a la empresa para realizar una reunión técnica de todos los documentos, inspección privada y el proceso constructivo.

Publicidad

Afirmó que si la situación amerita llegar hasta los tribunales, así será, pues se trata de 6 meses mínimos de incomodidad y de cifras millonarias en reparación que podrían superar los 15 millones de balboas.

El funcionario agregó que la vía completa tiene dos puntos más que han mostrado situaciones de inestabilidad, por lo que no se trata de un problema de mantenimiento, sino más bien de un tema de diseño y construcción.