Sobrevivientes de bombas atómicas en Panamá

Publicidad

Ocho veteranos "hibakusha", como se conoce en Japón a los supervivientes de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, partieron ayer desde el puerto nipón de Yokohama a bordo del Barco de la Paz en una travesía por el mundo para abogar por la abolición de las armas nucleares.

Los supervivientes, además de un descendiente de la segunda generación de "hibakusha" y cinco activistas antinucleares e igual número de estudiantes japoneses, recorrerán en 86 días más de 15 países, como Colombia, Perú, Panamá y España.