Suspenden clases en escuela Calante por falta de agua

Esta carencia de agua no solo impacta a la población estudiantil de la comarca Ngäbe Buglé, donde se ubica la escuela, sino también a los residentes de la zona y a los docentes encargados de la preparación de alimentos.
Tienen derecho a agua potable.

Tienen derecho a agua potable.

Por: Melquiades Vásquez A. -

A pocos días de concluir el primer trimestre escolar, la escuela Calante en el distrito de Kankintú ha debido suspender sus clases debido a la crítica falta de agua potable en el centro educativo. La decisión fue tomada por padres de familia, estudiantes y miembros de la comunidad, quienes se han visto afectados por la escasez de agua en la región.

LEE TAMBIÉN LAS ÚLTIMAS NOTICIAS AQUÍ:

Esta carencia de agua no solo impacta a la población estudiantil de la comarca Ngäbe Buglé, donde se ubica la escuela, sino también a los residentes de la zona y a los docentes encargados de la preparación de alimentos. Estos últimos se ven obligados a realizar largas travesías en busca de fuentes de agua en ríos y quebradas.

El profesor Igor Flores señaló que, año tras año, él y sus colegas enfrentan este problema de manera cada vez más severa, debido al colapso del acueducto comunitario varios años atrás, sin que se haya encontrado una solución efectiva hasta el momento.

Además, explicó que la falta de agua impide la preparación de alimentos para los estudiantes, mientras que el resto de la comunidad recurre al agua de lluvia o la busca en lugares distantes de la escuela, como quebradas y ríos.

Lo preocupante es que la atención hacia este problema solo parece despertarse cuando son los padres de familia y los propios estudiantes quienes toman la iniciativa de suspender las clases, exigiendo mejoras en las condiciones del sistema de acueducto en la remota comunidad de Calante, en la comarca Ngäbe Buglé.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Sin Audio
Bloquear anuncios de google: 

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.