Block title
Block content
Block title
Block content

Techos sin Esperanza vale el doble de lo proyectado

Por: -

Las deficiencias administrativas en el programa Techos de Esperanza encabezado por el ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Mario Etchelecu, se reflejan en el bajo nivel de acabado de una casa donde se han invertido entre $35 mil y 40 mil dólares en mano de obra y materiales.

Etchelecu había calculado que cada casa construida directamente por el Miviot iba a representar una inversión directa de $17 mil, pero el desgreño en compras de materiales y alquiler de equipo pesado sin ningún tipo de coordinación han llevado a que los resultados sean diferentes.

Las personas que se han acogido a este plan social del Gobierno debieron recibir una casa con mejores acabados que las entregadas por el Miviot a la fecha.

Y es que al costo de las casas se deben sumar, además de los gastos en materiales, maquinarias y otros equipos, el gasto millonario en una planilla subutilizada de 3,000 obreros. En promedio esta planilla representa $2.4 millones al mes, que acumulada asciende a $19 millones.

Ello contrasta con el resultado de las casas terminadas de construir con 3,000 obreros a disposición. Una planilla de este tamaño debió haber terminado 6,000 casas entre enero y julio, pero el Miviot informó que solo se han construido 1,000 casas.

Es por ello por lo que ingenieros consultados y que pidieron no ser identificados por temor a represalias del Gobierno sostienen que con una inversión directa de $35 mil en mano de obra y materiales, se podría construir una vivienda de 3 recámaras amplias, con sala, comedor, sanitario, portal, cocina y lavandería. Todo esto con mejores acabados que los entregados por el Miviot.

Los ingenieros insistieron en que cuatro trabajadores pueden terminar una casa de este tipo en un mes, lo que con una planilla de 3 mil trabajadores se habrían tenido que construir 750 casas cada 30 días. Pero el resultado es otro, y estos gastos tienen que ser trasladados a las casas ya construidas para tener su costo real.

La planilla de 3,000 trabajadores de la construcción para el programa Techos de Esperanza, sostenida con fondos del Estado y por lo cual se han desembolsado unos $19.2 millones, fue calificada por el viceministro de Vivienda, Jorge González, como una oportunidad para los jefes del hogar.

Miviot se defiende

El viceministro aseguró que existen 16 frentes de trabajo que laboran en sus comunidades de origen. "Pagamos salarios igual que en todas partes: $800 los albañiles y $750 los ayudantes", informó el funcionario, quien agregó que hay 29 mil casas en proceso de construcción, y al finalizar el año, se habrán entregado cerca de 50 mil para beneficiar a familias panameñas.

No obstante, los resultados del programa Techos de Esperanza que ejecuta el ministro Mario Etchelecu en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) no concuerdan, ni tampoco al ordenarse la compra de materiales por $30 millones. Aparecen en el renglón de gastos el alquiler de equipo pesado, compras directas y otras por licitaciones abreviadas.

Frente a esto, el viceministro se defendió en decir que las contrataciones fueron realizadas en apego a la Ley de Contrataciones Públicas y licitaciones públicas abiertas y transparentes.

Block title
Block content
Block title
Block content