Tiempo no da tregua

El torrencial aguacero que cayó en la tarde de ayer dejó afectaciones en el sector oeste del país, Veraguas y Azuero. La crecida de varios ríos

/

El torrencial aguacero que cayó en la tarde de ayer dejó afectaciones en el sector oeste del país, Veraguas y Azuero.

La crecida de varios ríos del oeste, cuyas corrientes convergieron en la carretera Interamericana a la altura de Hato Montaña, provocaron inundaciones en la concurrida vía, en los establecimientos de los comercios ubicados en ese lugar como Casa Goly y El Machetazo, y en algunas casas.

Aparentemente, las aguas no penetraron a los almacenes ni causaron daños materiales, aunque se conoció que algunas casas sufrieron daños menores.

Un sector de Parques del Oeste, que no se inundó en la crecida del río Caimito el año pasado, sí fue afectado en esta ocasión, al igual que El Mastranto, en La Chorrera.

Se registraron las crecidas de los ríos Caimito y San José, al punto que arrastraron árboles y basura.

Veraguas, 8 viviendas afectadas

Entre tanto, ocho viviendas en la barriada Jesús Nazareno de la ciudad de Santiago, en la provincia de Veraguas, fueron afectadas por las lluvias registradas. A la lluvia se unió el desbordamiento del sistema de los sanitarios dejando excretas humanas dentro de las residencias, patios y en las calles.

En Azuero, se reportaron caídas de árboles y una vivienda parcialmente afectada. En Chitré, La Arena y Pesé, en la provincia de Herrera, así como en La Villa y Jobo Dulce en Los Santos, fueron las comunidades donde hubo mayor afectación, según el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc).

En la comunidad de Jobo Dulce el fuerte viento desprendió parte del techo de una humilde vivienda de zinc. No hubo heridos ni víctimas, pero sí pérdida de algunos enseres que se mojaron.

Los fuertes vientos derribaron también algunas vallas publicitarias en la vía Divisa-Chitré.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.