Block title
Block content
Block title
Block content

Blanco y negro piensan juntos

Por: Redacción -

[email protected]

A raíz de la publicación del libro Blanco bueno busca negro pobre, de Gustau Nerón, ha habido una pequeña convulsión en la Cooperación al Desarrollo en España. La tesis del autor se resume en que la cooperación al desarrollo no es eficaz, los últimos cincuenta años de esfuerzos han sido un fracaso, no tiene sentido seguir con este modelo, etc.

Publicidad

La impresión que tenemos los que llevamos muchos años vinculados a programas de cooperación desde las ONG es que no le falta razón al autor de esas afirmaciones, si bien seguramente enfocamos el tema desde puntos de vista distintos.

En primer lugar, no podemos decir que lo que dice el libro tenga un argumento nuevo. Las organizaciones civiles más activas y más críticas saben desde hace tiempo que nuestros esfuerzos no son nada si no forman parte de un marco coherente de cooperación que involucre a gobiernos, alianzas regionales de países, instituciones multilaterales, órganos financieros de apoyo al desarrollo, empresas y grandes agentes internacionales en general.

Las ONG somos enanos económicos y lo seguiremos siendo porque no está en nuestro ADN ser entidades de una financiación capaz de afrontar desafíos estructurales de gran tamaño. Nadie nos pide que resolvamos los problemas estructurales de este mundo por la vía de la acción directa. Lo grave es que, si no lo remediamos, también vamos a seguir siendo enanos en cuanto a influencia social y política, que es donde deberíamos ser fuertes.

Dicho esto, no se puede hablar de fracaso de la cooperación al desarrollo hecha por las ONG, porque han sido millones las personas que han salido adelante únicamente por esta forma de ayuda. Con sus limitaciones y hasta errores, las organizaciones de la sociedad civil han establecido puentes de convivencia, espacios de encuentro, lazos de respeto entre unas culturas y otras, entre mucha gente de buena voluntad en el norte rico y el sur pobre, se han salvado vidas, se ha remediado mucho dolor, se ha reforzado la dignidad de mucha gente... repito, con sus errores y sus muchas carencias.

Block title
Block content
Block title
Block content