Buenas nuevas

Por: Edilsa Pitty -

Hoy creo haber tocado puertas interesantes, musitando muy quedo al oído del presidente de la República, Ricardo Martinelli, y de su ministro de Obras Públicas, Federico José Suárez, incitando el interés desde esta cumbre del pensamiento sustentante referente a la construcción de dos vías que coordinan las comunicaciones terrestres adyacentes con el centro de la metrópoli. Puntos de demarcadas prominencias de las afueras, acaparadores de una espectacular motivación estelar afloran en el diario vivir de sus gruesos componentes humanos.

Es cierto, la gota de agua cae por tanto tiempo en la roca que al fin la horada, después de muchos lustros de fogosa lucha insistente vemos el gesto atento, colmado del frescor de los laureles recién cosechados, el destino de $1500 millones para un fabuloso paquete involucrando cuatro viaductos y tres vías terrestres vitales en el desenvolvimiento vehicular de la metrópoli, dos de ellas empalmando el ajetreo diario de pobladas comunidades del este con la parte central de la capital. Evidenciará mejoras la Avenida Balboa; de la estatua Morelos hasta el sector de Chanis, la Avenida Cincuentenario, contará con dos carriles de ida y dos de vuelta; además del enlace de la Vía Domingo Díaz con la Ricardo J. Alfaro, partiendo del sector de San Miguelito hasta el Hotel Riande Continental Aeropuerto a tres carriles ida y tres de retorno, abrazo vial que nos cubre de gloria abarcando unos 12.3 kilómetros de concreto sólido.

Estas obras con el metro y el metrobús les darán un poderoso empuje a la belleza del vergel cuidado con encomio por cada uno de nosotros en este mundo de competiciones insaciables. Así, mejoramos la patria que espera tanto de sus afortunados hijos que tienen en sus manos el poder de ejecutar. Excelente es todo aquel que escucha y actúa con probidad.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.