Cincuenta

Por: Milcíades Ortiz Catedrático -

E n diciembre cumpliré 50 años de haber recibido mi diploma de licenciado en Periodismo de la Universidad de Panamá. Me lo entregó el rector Bernardo Lombardo y fui el primero en terminar la carrera en la segunda escuela de Periodismo de la Universidad (no era el mejor alumno, pero “correteé” más al profesor asesor). Por aquella época, el periodismo era una de las peores profesiones en Panamá. A mi familia le daba vergüenza que lo estudiara. Querían que fuera abogado, médico o arquitecto. Nunca fue transmitida por TV la película de ese diploma. Años más tarde supe que ordenaron “quemar” el filme. También dieron orden de que en los textos no se me pusiera el título de licenciado, aunque Ud. no lo crea. Yo no tengo la culpa de que otros no hayan estudiado a nivel universitario. A mis alumnos les digo que, a pesar de medio siglo de mi título, todavía sigo estudiando periodismo. Esto también ocurre en otras profesiones y se les llama “actualización”. Se nos decía que éramos el “cuarto poder” del Estado. En ese tiempo había mucha politiquería y medios de comunicación “de partidos”. Se divulgaba lo que los dueños de medios querían. A eso se le llama “línea editorial” y todavía existe… Sin embargo, de la que llamaban burlonamente “escuelita” han salido la mayoría de los periodistas que modernizaron los medios. Unos más y otros menos, como ocurre en cualquier profesión. Sabemos que los periodistas no se hacen ricos. Se insiste en la “vocación” para desempeñar este oficio que a veces no es entendido. Muchos acontecimientos han sucedido en 50 años, incluyendo el periodo oscuro de la dictadura… pero el periodismo ha avanzado. Se puede decir que actualmente hay periodismo, “para todos los gustos”. Esto se debe a la libertad de expresión, que debe mantenerse a toda costa. Respecto a la tecnología, hemos sabido adaptarnos a lo moderno. No desaparecieron los periódicos “de papel” por la internet ni la radio ante la TV “al instante”. Como en toda profesión, habrá gente que lo haga bien, regular y malo. En 43 años de enseñar Periodismo en la Universidad de Panamá, insisto en que “hay mucho mundo por conquistar”. Que “lean que eso no da cáncer ni sida”. Y “recuerden que lo que hagan hoy lo van a disfrutar o lamentar mañana”. Tomen buenas decisiones y no les echen la culpa a otros. “¡Sean agentes de cambio!”.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.