Ciudad inundada

Por: Redacción -

Las fuertes lluvias que han provocado inundaciones en el área metropolitana ponen en evidencia el deterioro de los cajones pluviales, cunetas, alcantarillas y tragantes. Se hace necesario una jornada permanente de limpieza para remover sedimentos y basura.

Panamá es un país donde tradicionalmente llueve durante 200 días del año, lo que refleja la necesidad de contar con un adecuado programa de limpieza para descargar las aguas que inundan nuestras calles y avenidas.

Publicidad

Además se requiere la colaboración de la ciudadanía para no lanzar desechos en las calles y un adecuado servicio de recolección, donde los encargados de esa labor no dejen abandonadas en las aceras, parte de la basura que lanzan a los camiones.

Los cambios climáticos indican que cada año las lluvias pueden ser más intensas, por lo que hay que tomar acciones preventivas, para minimizar el impacto de la naturaleza. Es cierto que si un fuerte aguacero coincide con la marea alta hay muchas posibilidades de inundaciones, pero la falta de aseo y limpieza de los desagües, es otro factor que puede empeorar la situación.

De igual modo la ciudadanía espera que el IDAAN haya resuelto los problemas de diseño de la nueva potabilizadora de Chilibre, para que no se repita la crisis en el suministro de agua que se produjo en diciembre pasado.

No hay que esperar que las cosas ocurran para tomar las acciones preventivas, el Ministerio de Obras Públicas, IDAAN y Alcaldías deben ponerse a trabajar para evitar futuros males.