Cooperativismo

Por: Alfonso Zamora -

Panamá se convirtió en la capital del cooperativismo internacional del 28 de mayo al 1 de junio al celebrarse la II Cumbre de Cooperativas de las Américas.

Esta iniciativa es llevada a cabo con el apoyo del Instituto Panameño de Autónomo Cooperativo (IPACOOP) y pretende destacar la labor de este sector que se fundó como movimiento internacional el 24 de octubre de 1844 en Inglaterra.

El evento que reune a 23 países de la región coincide con el Año Internacional de las Cooperativas, establecido por la Organización de las Naciones Unidas y tiene como objetivo crear conciencia sobre la importancia de este sistema entre los productores y consumidores integrados en asociaciones voluntarias para obtener beneficios.

El punto medular de este movimiento en Panamá son las cooperativas de ahorros y préstamos pero esto no implica que juegue un papel fundamental en la solución de los problemas que distorsionan los mercados e impiden una mejor distribución de las riquezas.

Históricamente, en Panamá se han desarrollado industrias a partir de actividades agropecuarias, como es la fabricación láctea o los ingenios azucareros pero no se han fundado cooperativas de producción capaces de crecer.

Durante el período de la dictadura se impulsaron empresas estatales perdiéndose la oportunidad de establecer cooperativas industriales, particularmente en el sector agropecuario que favorecieran la disminución de los precios de los diversos productos.

Las cooperativas distribuyen sus ganancias entre quienes trabajan, invierten en el mejoramiento de tecnología, favorecen a sus asociados con la adquisición al por mayor de insumos para incrementar la productividad, lo que permite a su vez, ofrecer productos a un menor costo.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.