Crisis del agua y reelección

Por: Redacción -

Con la crisis que enfrenta el sector metropolitano con el suministro de agua, la propuesta de reelección inmediata presentada por el diputado Sergio Gálvez, sin duda era inoportuna y hasta pudo desestabilizar la alianza oficialista.

Con qué cara se pretendía vender un proyecto de reelección a una población que desde hace un mes no recibe un servicio eficiente de agua potable y que para colmo, en los últimos días no puede utilizar el vital líquido para su consumo, salvo para sus labores de aseo y preparación alimentos.

Publicidad

Por suerte, la sensatez llegó esta vez a la mente de los diputados y optaron por archivar el proyecto que ya estaba adelantando los tiempos de campaña en un país que lo que requiere es que se atiendan sus problemas.

Más que reelección, a los panameños los que les interesa es que se resuelva de una vez por todas el tema del suministro de agua potable. Ya las excusas a los encargados del IDAAN se le están acabando. Ayer eran las lluvias, ahora la falta de dosificadores.

Frente a una crisis de tal magnitud se debió estar alerta para contar con todas las piezas necesarias para lograr la purificación del agua en situaciones adversas como las provocadas por los intensos aguaceros del mes pasado.

Ahora también se argumenta que hubo fallas de diseño en la nueva potabilizadora de Chilibre. La pregunta que surge es quién supervisaba esos trabajos para advertir esas deficiencias y que éstas fueran corregidas a tiempo.

El gobierno debe atender con la premura del caso la crisis surgida con la potabilizadora, porque con las facilidades de transporte y de telecomunicaciones que existen, no se explica cómo una pieza que debió llegar el 24 de diciembre a finales de mes no había sido recibida y hubo que pedir prestado a la Autoridad del Canal.