Block title
Block content
Block title
Block content

El futuro de la CSS y el llamado a un gran diálogo nacional

Por: Por: Roger Armando Barés Cano Presidente del Comité de Protección al Paciente y Familiares PROPAFA -

El llamado del Presidente de la República Laurentino Cortizo para buscar una solución a la actual situación de la Caja del Seguro Social, se convierte en una buena noticia en momentos en que todos los sectores de la población nos mostramos preocupados ante esta emergencia sanitaria que vivimos a nivel mundial.

Este sin duda, será un espacio para exponer las grandes problemáticas heredadas, pero también para volvernos agentes de cambio, proponiendo salidas al difícil escenario que enfrenta la Caja del Seguro Social.

Publicidad

Temas tan importantes como la transparencia, licitaciones y desabastecimiento de medicamentos podrían tener una efectiva solución si sumamos a este esfuerzo de análisis a expertos, a las partes involucradas y a quienes conocen de primera mano la realidad de la institución, sus falencias y el camino para superarlas.

El Estado destina más de $300 millones cada año, solo a la compra de medicamentos, entre la Caja del Seguro Social y el Ministerio de Salud. El presupuesto destinado por la CCS para medicamentos representa el 60% del total asignado para su funcionamiento.

Significa que sentándonos todas las partes involucradas y la sociedad civil podríamos no solo encontrar soluciones efectivas, sino también diseñar una estrategia que pueda salvar a la CSS y sacarla de ese déficit en el que ha estado por largos años y que ha sido heredado por la actual administración.

Es hora de resolver los principales problemas que aquejan a esta entidad, resaltando principalmente la falta de Estados Financieros confiables y la mora quirúrgica que asciende a 19,500 pacientes, de la cual el 52% está en el área metropolitana.

La CSS mantiene un desabastecimiento de medicamentos e insumos de un 78%. Otro problema crónico que también tiene es la burocracia excesiva, la ausencia de sistemas de información gerencial y el retraso en el pago de prestaciones económicas de los asegurados.

Es urgente activar de manera programada y efectiva la atención primaria y el regreso a las visitas domiciliarias, aunado al nombramiento de personal profesional. Y de una vez por todas, sacar la “politiquería, a los coimiados y los coimiadores”.

Por otro lado, es necesario tomarnos en serio la “Hoja de Ruta 2020-2024” con acciones para el mejoramiento de la institución, entre las que destacan terminar la Ciudad de la Salud, implementar un modelo de atención basado en la prevención, transformar el “no hay” en “sí hay medicamentos”, adecuar tecnologías y ofrecer la cita única.

Por lo anterior, convocar a un gran diálogo nacional se vuelve vital en un momento como este, en el que Panamá está enfrentando una adversidad sanitaria sin precedentes en la historia reciente.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content