El hijo ausente

Por: Yadira Roquebert -

Esperaba unos documentos cuando el dependiente del negocio suspendió su trabajo para atender una llamada telefónica. Era su hijo, quien se encuentra detenido en un centro penitenciario. Al contestar el auricular, dijo: ¿cómo estás? Tu hermana debe estar llevándote un dinero. Ahora no puedo hablar. Sí, sí, mi celular está molestando, y concluyó con un mensaje reiterativo en el cual le pedía a su hijo: por favor, cuídate y pórtate bien.

Conversaciones como estas se darán a diario. Hijos privados de libertad que llaman a sus familiares para pedirles que les envíen dinero, agilicen sus trámites, y hasta preocupados porque su vida corre peligro.

La familia: el núcleo de la sociedad, donde se moldea al individuo. Recordemos que todos nacemos puros e inmaculados, como una hoja de papel en blanco, donde se escribirá nuestra hoja de vida. Lo que se registre estará vinculado con el rol que desempeñen los padres de familia, pues están llamados a moldear a sus hijos.

Todos los hijos no serán iguales, son como los dedos de la mano; con características físicas, intereses y habilidades diferentes, lo que hace difícil la tarea de sus progenitores, pues no conozco un libro que enseñe a ser padres; se cumple con base en ensayos y errores.

Si la familia es el núcleo de la sociedad, sostengo que es necesario que los padres tomen conciencia del compromiso de traer un hijo al mundo. Se constituyen en modelos para sus hijos, la primera educación se recibe en el hogar; deben transmitir amor, valores, respaldo y mantener una comunicación para minimizar la presión de grupo.

En tanto, los hijos, escuchen los consejos de sus padres y de adultos que les quieren bien. No se dejen llevar por la presión que puedan ejercer sus amigos y en la cual se envuelven para ser aceptados. Estar privado de su libertad no es nada agradable; en un penal se está en la espera de que alguien te visite o te suministre lo que necesitas, y en ocasiones de dónde, si no dejaste dinero y en casa hay otras necesidades.

La familia debe ser consciente del rol que tienen en la sociedad. Los padres, independientemente si están juntos o no, tienen que tomar control sobre sus hijos, es mejor reprender al niño que llorar con el hombre. En mi Panamá, el país de las oportunidades, todos somos importantes y tenemos una misión que cumplir.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.