Fallido

Cuando uno analiza las invasiones de los Estados Unidos a países como Irak o Afganistán, fueron triunfos de una guerra que han dejado a estos Estados fallidos,

Alfonso Zamora / Periodista

Cuando uno analiza las invasiones de los Estados Unidos a países como Irak o Afganistán, fueron triunfos de una guerra que han dejado a estos Estados fallidos, como han sido declarados por la Organización de Naciones Unidas.

La razón es porque desmantelan la estructura de los países y dejan al garete a sus pueblos, dominados por mafias y políticos sin respuestas.

En Panamá siguió una ruta lejos de los propósitos con las cuales se justificó la invasión y los temas centrales de la justicia, no se produjo un cambio y siguió un sistema político dirigido por una dictadura mediática.

En Panamá, tras la invasión, se sucedieron las políticas del pasado y se montó una justicia para la continuación de la impunidad y los grandes casos de corrupción quedaron sobre el olvido.

Panamá ha vivido dentro del bipartidismo un desorden en el que ni tan siquiera pudieron unificar el color de los taxis, la utilización de las tarjetas, el transporte público y qué decir del ordenamiento vial en la capital y en el interior de la República.

Pero lo más cruel que ha ocurrido con los otros gobiernos fue dejarnos el problema de la seguridad, que al igual que los más de 150 mil muertos en Irak o el millón de viudas en Afganistán, en cada familia panameña hay una muerte que nos hace recordar que el hampa está en guerra contra la sociedad panameña.

Quedan otros aspectos: la de una ciudadanía que no paga agua y menos basura, que lanza sus desperdicios por cualquier lado y que exige la recolección y limpieza de las calles de la capital, y qué decir del manejo vehicular, una anarquía.

Si bien este gobierno será recordado por múltiples obras, quedará como el que hizo más por el orden para no convertirnos en un Estado fallido.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.