Fracasos escolares

C

Los resultados obtenidos requieren soluciones inmediatas; quizás existan aspectos en el sistema educativo que se resistan al cambio, pero para ello están las autoridades educativas, a quienes la experiencia de años les debe dar el sustento necesario para tomar y aplicar las mejores decisiones.

Publicidad

Con respecto al padre de familia, se necesita un mayor compromiso que lo lleve a involucrarse más en el aprendizaje de sus hijos. Se hace necesario que saque el tiempo para hablar con sus hijos, revisar tareas y visitar regularmente a los maestros de sus acudidos.

Recuerden que el ambiente familiar, el aspecto económico y la comunicación entre los miembros de la familia son responsabilidades de los padres y que inciden en los resultados del fracaso escolar. Me atrevo a recomendar la Escuela para Padres, quizás la falta de conocimientos, también, les impide ayudar en las tareas.

El docente, ente ejecutor, cuyo rol es determinante en el proceso de aprendizaje, le proporciona a sus estudiantes: motivación, orientación, información y creatividad, donde no vale la improvisación.

Su profesión le exige estar actualizado constantemente, de manera que pueda innovar cuando expone, así mantiene el interés en los estudiantes, aunado a una comunicación horizontal y participativa.

El proceso de enseñanza aprendizaje se ha visto inmerso en los avances de la tecnología, donde la gran mayoría de los estudiantes nos llevan cien años luces en comparación con lo que los adultos podemos manejar, y no se les está sacando provecho, pues se insiste en aplicar concepciones obsoletas que desvaloran al que aprende.

Es necesario enseñar en base a las inteligencias múltiples, aplicar los ejes transversales y reemplazar la aplicación de exámenes tradicionales que exige que el estudiante memorice los contenidos dados en clase, por pruebas que permitan la evaluación de un estudiante integral. Necesitamos entes analíticos y críticos.

En mi Panamá, el país de las oportunidades, se pierden los beneficios que dan las becas, porque nuestros estudiantes no califican; y preocupa, pues se trata del futuro de la patria.