Block title
Block content
Block title
Block content

Huelga en la CSS

Por: Redacción -

La Iglesia católica hace un esfuerzo para mediar en el conflicto entre las autoridades del sector salud y los huelguistas de la Caja de Seguro Social, sin embargo, hay que tener disposición para lograr un arreglo, de lo contrario todo será un fracaso.

Las declaraciones de algunos de los participes del diálogo revela que pareciera que hay algo más de trasfondo. Se reclama la mediación de la Iglesia, pero se incumple la recomendación del mediador de limitar las declaraciones.

Publicidad

Uno de los dirigentes alega que se retira de la mesa del diálogo y el tema, que era meramente de reivindicaciones y de problemas propios de la seguridad social, es transformado en una convocatoria nacional para ponerle alto a la "arbitrariedad" del gobierno de Martinelli.

A un diálogo se llega con propuestas y no con imposiciones y amenazas ni por parte de los trabajadores ni de parte de la administración de la Caja de Seguro Social.

Lo primordial es normalizar la atención a los asegurados y sus beneficiarios, que a la postre son los que pagan los salarios a todos los funcionarios del Seguro Social. Las agendas ocultas deben desaparecer de las negociaciones y se debe mantener disposición para no hacer perder el tiempo a los mediadores de la Iglesia.

La suspensión de labores entra hoy en su sexto día, y aunque la atención no se ha visto tan afectada como con el paro médico de noviembre pasado, una entidad que no labora al 100 por ciento no puede brindar un servicio eficiente como el que merecen los cotizantes. ¡Seriedad en las negociaciones!

Block title
Block content
Block title
Block content