Infiernillo político

B

Por cierto que provisionalmente porque la esencia del asunto es la capacidad del votante de cambiar de opinión o sea, la alternabilidad capaz de lograr que la oposición sea, en su momento, gobierno o viceversa.

De paso en 1876, Agustín de Pretis, un político de izquierda que llega al poder ostentado ininterrumpidamente por la derecha con el tema "revolución parlamentaria" que califica de "fecunda transformación" (de allí llamado transformismo) para sustituir gobiernos tradicionales ofreciendo respuestas adecuadas y eficaces a los viejos problemas que las anteriores administraciones no habían resuelto y las nuevas exigencias y demandas de la sociedad.

De esta forma, obtuvo el apoyo de descontentos de los partidos y de la gran masa indiferente, no comprometida.

Su campaña fue exitosa y una vez en el poder, se dedicó a atacar y descalificar a todo aquel que se le opusiera, aumentando la corrupción gubernamental y fomentando la migración de otros partidos al suyo al que convirtió en un "recoge todo", el cual al final fue un gran depósito de tránsfugas, vividores, y juegavivo, sin ninguna convicción ideológica y solo buscando el provecho propio.

Por supuesto, que de allí la

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.