Infiernillo político

Por: Ramón Jiménez Vélez Analista político -

Bueno, bueno, la serie de sangrientos y mortales atentados islámicos en París que obligaron al Gobierno a declarar el estado de guerra y cerrar sus fronteras evidencia la irresponsable acción de la diplomacia panameña de adherirse a la coalición anti Isis en lo cual no tenemos nada que ver. Por cierto, todo indica que la santurronería de nuestro presidente OPUS lo lleva a entrometerse con los fanáticos del yihadismo sin considerar el peligro en que colocó a nuestro país y su gente, ¿o no? De paso, el asunto data de la invasión norteamericana a Irak, que desencadenó la guerra Irak-Siria, y del derrocamiento de Sadam Husein que acrecentó el poder de los chiíes. Las Isis en guerra terrorista son las siglas en inglés del Estado Islámico de Siria y Shan (o Levante, que incluye Israel, Líbano) y se constituye en el Estado Islámico iniciado por Al Qaeda en Irak, el cual busca resucitar las tierras ocupadas por los árabes en la antigüedad. En el contexto, Isis ha logrado formar un Estado Islámico que controla una extensión territorial dentro de Irak y Siria. Se trata de fanáticos religiosos musulmanes quienes realizan atentados a costa de su propia vida y se convierten en bombas humanas en busca de causar el mayor daño a quienes consideran sus enemigos, y la adhesión incalificable de Panamá a los sectores que los combaten nos coloca en la lista de sus enemigos y, por ende, sujeto de sus ataques. Obviamente que la caótica y mortal situación parisina obligó al Gobierno panameño (que ilógicamente nos mezcló en esa guerra) a manifestar la toma de medidas de seguridad y alertar a sus unidades a la situación de combate, ¿o sí? Para paliar el efecto, la canciller y vicepresidenta alegó no haberse integrado al núcleo anti Isis, aunque los terroristas anunciaron la inclusión de Panamá entre sus objetivos. Lo contradictorio es que el vicecanciller alega que la adhesión al grupo anti Isis es de vieja data, pero pasó inadvertida. Esto es lo preocupante, pues nuestros estamentos de seguridad, imbuidos en armar expedientes en contra de funcionarios del pasado gobierno (después que el herrerano se dio de baja), han dejado el país en manos del hampa con el incremento de inseguridad ¿o no? Entonces, ¿cómo vamos a detectar fundamentalistas fanáticos que pueden infiltrarse para sus actos terroristas? Ya en septiembre se dijo que habla amenazas contra 3 sedes diplomáticas de nuestro país. De acuerdo con el escritor alemán Johann Wolfgang Goethe, contra la estupidez hasta los dioses luchan en vano. Bueno, eso es todo por hoy, pero tranquilos que el próximo jueves habrá más.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.