¿Juega tu banco con el hambre del mundo?

Por: Inglaterra -

El precio de los alimentos básicos sigue pulverizando récords en los mercados internacionales. De acuerdo con el último informe trimestral de la FAO, el índice de precios alimentarios ha crecido más del 60% en los últimos dos años, varios puntos por encima de la escalada de 2007-08. Si en aquel momento la subida empujó al hambre a 250 millones de personas, no es difícil imaginar lo que ocurrirá en los próximos meses para incontables familias en África, América Latina y Asia.

Se trata de una situación grave que debería preocuparnos a todos... a menos que uno se siente en el consejo de administración de una entidad financiera. En ese caso tal vez se haya topado con una estupenda oportunidad para sacar tajada. Gracias a los masters y al ingenio de los economistas de grandes firmas como Goldman Sachs y J.P Morgan, durante los últimos años han proliferado los artilugios financieros que permiten al inversor apostar sobre el precio que alcanzarán los alimentos que se comen los demás.

Aunque no está nada claro que la especulación financiera esté en el origen de la subida de precios, parece indudable que los especuladores contribuyen a sostenerla y, lo que es más importante, multiplican la volatilidad de los mercados.

La mala noticia es que estos últimos meses constituyen un deja vu de la burbuja de 2008, que vino acompañada de un incremento extraordinario de las operaciones especulativas. Los mercados de futuros en el sector alimentario se habían multiplicado por tres entre junio de 2004 y febrero de 2008. De acuerdo con la declaración de Michael Masters ante el Senado de los Estados Unidos (citada aquí por The Guardian),

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.